Yad Vasehm: 6 millones de nombres para el Holocausto

0

El Museo del Holocausto Yad Vashem, en Jerusalén, mantiene abiertas las investigaciones para identificar a las víctimas del Holocausto y colabora en esa tarea con organizaciones vinculadas a otros conflictos por todo el mundo.  No siempre es posible determinar qué pasó con los cuerpos, pero el equipo de la Fundación Yad Vashem de Jerusalén no se da nunca por vencido. Rastrean el pasado de cada una de las 6 millones personas que murieron en el Holocausto para devolverles una identidad concreta, con nombres, apellidos y, si se puede, el lugar de origen y de el lugar de la muerte. Su trabajo se inspira, en parte, en estas palabras de Isaías (capítulo 56, versículo 5): “Yo les daré en mi Casa y dentro de mis muros un monumento y un nombre más valioso que los hijos y las hijas: les daré un nombre perpetuo, que no se borrará”.

El reportaje sonoro que encabeza este artículo sobre Yad Vashem, el Museo del Holocausto, condensa el espíritu de un lugar, en Jerusalén, de visita imprescindible en un viaje por Israel. En Yad Vasehm siguen investigando sobre las víctimas del Holocausto y colaborando en la identificación de víctimas de otros conflictos, una labor que le ha valido el Premio de la Concordia de la Fundación Príncipe de Asturias 2007, por ser la más alta institución internacional en memoria de las víctimas de la Shoá y de quienes arriesgado sus vidas para protegerles. A esas personas, Yad Vashem también les dedica un espacio de sus instalaciones y un título, Justos entre las naciones, porque “remaron contra la corriente general de la indiferencia y hostilidad”.

El proyecto Perseguidos y salvados, que se desarrolla en el Pirineo español, y que trata de recuperar las historias de vida de las personas que huyeron por esas montañas de la Europa nazi y de los pasadores, pastores y campesinos que les ayudaron en esa escapada, aspira también a elevar a la categoría de Justos entre las naciones a esos colaboradores anónimos que contribuyeron a la salvación de familias enteras.

Yad Vashem es un museo vivo y abierto, lleno de simbolimos y casos reales; de personas de carne y hueso a las que, en ocasiones, se sigue poniendo nombre e identidades concretas. Su director, Alexander Abraham, nos explicó, recorriendo las instalaciones del Museo del Holocausto, cómo trabajan y en qué punto del proyecto se encuentran, cuando todavía quedan 3 millones de personas por identificar, especialmente en los países de Europa del Este. Si tienes previsto viajar a Israel y pasar unos días en Jerusalén, no debes perderte una visita  Yad Vashem, el Museo del Holocausto. Tampoco debes olvidar de visitar el Kotel o Muro de las Lamentaciones o el Santo Sepulcro.

Ver mapa más grande

Viajesdeprimera.com se financia de muchas maneras para que podamos seguir desarrollando nuestra actividad periodística. Si pinchas en los enlaces de este artículo para reservar noches de hotel o comprar productos, nos ayudas a seguir trabajando y no te saldrán más caros. La selección de alojamientos y productos la hacemos de forma independiente y siempre pensando en que tengas una experiencia de calidad. Si quieres saber más, pincha en este enlace.
Share.