Hornachos,el último refugio de los moriscos de España

4

El Hornachos del siglo XXI es un pueblecito apacible, coqueto, desenrollado sobre las lomas que ponen fin a Sierra Morena, la Sierra Grande de Hornachos le dicen, como un paisaje de lagarto al sol, tan conocido y bien explicado en el blog Ciudad Dormida, de Víctor Manuel Pizarro. Parece que “Hornachos” debe su nombre a los “fornos”, u “hornos”, que se utilizaban para cocer pan y fundir metales, aunque otros expertos consideran que “Hornachos” proviene del de los agujeros que se hacían en las montañas para extraer minerales y tierra. Quizá haya más parecidos que diferencias con su estampa del siglo XVII, un tiempo de bonanza en el que en Hornachos había más vecinos musulmanes que cristianos, a pesar de las conversiones oficialmente “sugeridas” desde la Corona. Aunque en realidad no hubo convento nuevo ni cristiano viejo que cambiara el parecer de los hornachegos. Tanto fue así que la Hornachos ha pasado a la Historia como el último reducto de la comunidad morisca expulsada de España por Felipe III y sus consejeros tras años de persecución y guerra sucia (los de las Alpujarras tampoco lo pusieron fácil). Por eso, Hornachos es hoy una parada indiscutible para los amantes de la Historia que visitan Badajoz, en Extremadura. Además, muchos de los lugares que ver en Hornachos siguen vinculados a los moriscos. El más importante es el Centro de Interpretación de la cultura morisca de Hornachos, un referente para quienes quieren comprender mejor la expulsión de los moriscos de España y, sobre todo, qué sucedió con los que salieron desde aquí, irreductibles durante años y fundadores de la República de Salé, muy cerca de Rabat, en Marruecos. A los moriscos de Hornachos se refiere el escritor Ildefonso Falcones en su novela “La mano de Fátima” en los siguientes términos: Tras la expulsión, los moriscos del pueblo de Hornachos, una comunidad beligerante y cerrada, se asentaron y llegaron a dominar la villa corsaria de Salé, al lado de Rabat”.

Quiénes fueron los moriscos

El término “morisco” hace referencia al “moro bautizado que, terminada la Reconquista, se quedó en España”. La expresión de “novela morisca” se refiere al “relato cultivado en la España del Siglo de Oro, que idealiza las relaciones entre moros y cristianos”. Antes hemos hecho referencia a una novela histórica contemporánea más que recomendable si te interesa la cuestión de los moriscos en España: La mano de Fátima, de Ildefonso Falcones, donde se aborda la revuelta de los moriscos de las Alpujarras y las ideas que se barajaron para expulsarlos de España.

Inicio

Expulsión de los moriscos de España

Al hablar de los moriscos de Hornachos es inevitable hacer referencia a las ideas que hubo para expulsar a los moriscos de España. La idea inicial para expulsar a los moriscos de España fue la de de embarcarles, por miles, en barcos que luego se dejarían a la deriva. Pero ese plan inicial se transformó en el de abandonarles a su suerte en el Norte de África, donde no fueron recibidos, precisamente, con los brazos abiertos… “… Están tan escandalizados (los moriscos) del mal tratamiento y daño que han recibido los de Valencia en Berbería, habiéndose muerto más de las tres partes de los que fueron, que muy pocos se inclinaban a pasar allá”, decía el cronista real, Luis Cabrera de Córdoba, en sus Relaciones de las cosas sucedidas en la corte de España desde 1599 hasta 1614. Aunque los moriscos de Hornachos fueron los últimos moriscos expulsados de España, también acabaron en el Norte de África. Lo que marcó la diferencia entre los moriscos de Hornachos y el resto de moriscos expulsados es que los primeros (en torno a 3.000 personas) se mantuvieron firmes y juntos, organizando una especie de “micro sociedad” que les convirtió en en una fuerza social, militar y económica más que deseable por parte de los poderes establecidos –y divididos- en los alrededores de la ciudad de Rabat, en el Norte de Marruecos.

Inicio

República de Salé

Podría decirse que para los moriscos de Hornachos salir de España y llegar al Norte de Marruecos fue lo más parecido a salir de Málaga y meterse en Malagón. Pero su situación no fue tan dramática como la de otros moriscos expulsados de España. Los moriscos de Hornachos expulsados de España se hicieron con el control de una kasbah en ruinas y la reorganizaron y fortificaron, haciéndose de paso imprescindibles para los poderes que ya estaban enfrentados desde antes de que ellos llegaran a los alrededores de lo que hoy conocemos como Rabat. Además, los moriscos de Hornachos armaron una flotilla que practicó el corso, hasta el punto de que llegó a enfrentarse, incluso, con la escuadra francesa. Así fue cómo los moriscos de Hornachos fundaron la República de Salé en 1627, una pequeña potencia marítima que se independizó del sultán marroquí, coqueteó con los británicos y los holandeses y negoció en español con su antiguo monarca para regresar a casa a cambio del peñón en el que se instalaban… Pero Felipe IV se negó y al final, la República de Salé fue absorbida por el Reino de Marruecos, dejando una huella leve en la Historia porque, como dice el blogger de viajes Robin Jú, “mi percepción de la Historia estaba totalmente distorsionada, ya que fue contada por el bando ganador (como casi siempre)”. A día de hoy, muchas de las familias moriscas de Hornachos siguen estando entre las más poderosas y reconocidas de Rabat. Lo cuentan Roberto y Maribel en su blog de viajes El guisante verde. De hecho, Hornachos y Rabat están hermanadas desde 2004

Inicio

Qué ver en Hornachos

Hornachos, último refugio de moriscos españoles

Los moriscos están muy presentes en el patrimonio de Hornachos y gracias a ellos debe figurar, y figura, entre los sitios para visitar en Extremadura. Destacan:

  • Centro de Interpretación de la cultura morisca de Hornachos: ideal incluso con niños porque las visitas son muy didácticas y están respaldadas por varios vídeos y proyecciones audiovisuales entretenidas y llenas de detalles.
  • Iglesia Parroquial de la Purísima Concepción: Bien de Interés Cultural desde 1990.
  • Fuente de los Moros: además de un agradable paseo, desde este punto se tienen buenas vistas de Hornachos y de las tierras aledañas, incluidas dentro de la denominación Tierra de Barros.
  • El Pilar de Paloma: una de las fuentes tradicionales todavía en uso en los pueblos de Extremadura. El agua llega desde la Sierra a través de un pequeño acueducto. Destaca el escudo de Carlos V, que fue quien lo mandó construir, en la parte frontal de la fuente.
  • Bodegas Castelar: una de las cosas que hacer en Tierra de Barros, una de las zonas de producción vinícola más valorada dentro y fuera de Extremadura, es visitar una bodega como ésta.  La excursión la puedes programar desde hoteles como Finca Villa Juan, en Ribera del Fresno, localidad natal de San Juan Macías, del que dicen que hizo su primer milagro en lo que hoy se conoce como el Pozo de San Juan Macías.
  • Huertas moriscas de Hornachos: en terrazas, todavía se cultivan en Hornachos.
  • La Parada (Avda. de Extremadura 15), es el bar restaurante en el que tapean y comen los hornachegos. Buen ambiente, buenos precios y mejor producto local. Pero si sólo quieres tomar un café y te gusta la buena pastelería, con algunos dulces típicos de los moriscos, pásate por Yema y Clara, una pastelería artesana más que recomendable (Avda. Extremadura 17).

Inicio

Dónde está Hornachos

Aunque hay mucho que ver en Hornachos, merece la pena que recorras otros pueblos con encanto en Badajoz. A menos de una hora en coche de Hornachos puedes encontrar Almendralejo, la Ciudad del Cava de Extremadura. El Museo de las Ciencias del Vino o el Teatro Carolina Coronado son dos de los sitios que ver en Almendralejo.

Inicio

Viajesdeprimera.com se financia de muchas maneras para que podamos seguir desarrollando nuestra actividad periodística. Si pinchas en los enlaces de este artículo para reservar noches de hotel o comprar productos, nos ayudas a seguir trabajando y no te saldrán más caros. La selección de alojamientos y productos la hacemos de forma independiente y siempre pensando en que tengas una experiencia de calidad. Si quieres saber más, pincha en este enlace.