Qué ver en los Museos Vaticanos

0

Al visitar el Vaticano tienes que ver los Museos Vaticanos, entre los mejores museos del mundo. Y si quieres visitar los Museos Vaticanos sin colas, lo mejor es que compres las entradas por adelantado.

Te contamos qué ver en los Museos Vaticanos si vas a dedicar un día completo al Vaticano pero también qué ver en los Museos Vaticanos si prefieres una visita express sin renunciar a los lugares y las obras de arte imprescindibles. Además, encontrarás unos buenos consejos para tu visita a los Museos Vaticanos, como llevar unos prismáticos de bolsillo o un libro muy original sobre la construcción del Vaticano.

Visitar los Museos Vaticanos

¿Por qué visitar los Museos Vaticanos? Porque los Museos Vaticanos son un conjunto de museos temáticos que reúnen algunas de las mejores muestras de pintura, escultura, arte funerario y numismática del mundo. Además los Museos Vaticanos son el mejor resumen el interés artístico y cultural de los distintos Papas desde el siglo XV. Por eso, si buscas qué ver en Roma en tres días, el Vaticano debería ser uno de esos lugares.

Al comprar tus entradas para la visita de los Museos Vaticanos tendrás acceso a muchas salas y galerías en los que encontrarás esculturas, pinturas, restos arqueológicos, carruajes y coches históricos y arte decorativo de diferentes siglos. Es tal la cantidad de obras de arte que para organizar tu visita a los Museos Vaticanos y aprovechar al máximo el tiempo, uno de los mejores consejos para visitar los Museos Vaticanos es determinar con antelación qué ver en los Museos Vaticanos. Nunca puede faltar una parada en la Capilla Sixtina de los Museos Vaticanos, la guinda de tu visita.

Puedes completar tu visita a los Museos Vaticanos con la lectura del libro “El Vaticano como nunca te lo habían contado”, del periodista Javier Martínez-Brocal, con el que podrás descubrir muchísimos secretos y detalles que suelen pasarse por alto en las visitas a los Museos Vaticanos convencionales, así como anécdotas curiosísimas de quienes lo han ido construyendo a lo largo de los siglos, desde los Papas hasta los artistas, los visitantes y los responsables de su organización y conservación.

Al final del artículo encontrarás un mapa de ubicación de los Museos Vaticanos, por si te sirve de ayuda a la hora de preparar el itinerario desde tu hotel.

Esperamos que toda la información que hemos reunido sobre qué ver en los Museos Vaticanos y la Basílica de San Pedro te ayude a preparar uno de los mejores viajes de tu vida.

Inicio

Entradas para los Museos Vaticanos

Para ayudarte en la elección, hemos preparado un resumen de las obras maestras de los Museos Vaticanos y otros consejos para tu visita a los Museos Vaticanos. Entre ellos, siempre enfatizamos el de comprar las entradas sin colas para los Museos Vaticanos y la Capilla Sixtina, algo que puedes conseguir desde tan sólo 26 €.

Si lo prefieres, por poco más de 7 € adicionales puedes comprar entradas VIP para visitar los Museos Vaticanos y la Capilla Sixtina, lo que te dará acceso sin esperas, wifi gratuito y escolta.

Inicio

La Galería Chiaramonti es uno de los lugares que ver en tu visita a los Museos Vaticanos por la cantidad y calidad de las obras que expone.
La Galería Chiaramonti es uno de los lugares que ver en tu visita a los Museos Vaticanos por la cantidad y calidad de las obras que expone.

Qué ver en los Museos Vaticanos

Entre las obras maestras de los Museos Vaticanos, éste es el resumen más completo y argumentado sobre qué ver en los Museos Vaticanos de manera imprescindible. Si te decides por una visita barata y sin colas a los Museos Vaticanos y la Capilla Sixtina tendrás tiempo de sobra para recorrer todas las salas de los Museos Vaticanos.

  • Capilla Nicolina y el Apartamento Borgia son los espacios más antiguos de los Museos Vaticanos. La primera la hizo Nicolás V y la segunda, Alejandro VI, el Papa del Gran Jubileo conocido, sobre todo, por ser quien dictó las Bulas por las que América se dividió entre España y Portugal. Como verás, visitar los Museos Vaticanos es un auténtico viaje por el mundo y en el tiempo.
  • Estancias de Rafael, que incluyen cuatro salas: la estancia del Sello, la de Heliodoro, la del Incendio del Borgo y la de Constantino.
  • Capilla de San Pedro Mártir: tras la profusa decoración de esta Capilla vaticana se conservan las reliquias de la Capilla del Palacio de Letrán, que fue residencia papal durante cerca de 1.000 años.
  • Sala de los claroscuros: las armas del Papa León X adornan el techo de la también conocida como Sala del Papagayo al que, lo sentimos, seguramente no encontrarás durante tu visita al Vaticano.
  • Galería de los Mapas geográficos: el paseo por Italia sin salir del Vaticano que hacían los Papas y que tú también podrás disfrutar al visitar los Museos Vaticanos.
  • Sala de las Bodas Aldobrandinas: este espacio de los Museos Vaticanos también se conoce como la Sala de Sansón por los frescos que decoran el techo. Lo de Aldobrandinas le viene dado por el nombre de la colección de pinturas romanas que aquí se exponen.
  • Museo Pío Clementino: patrocinado por Clemente XIV y Pío VI en el siglo XVIII, es una de las obras maestras de los Museos Vaticanos por la bellísima armonía entre la colección de obras de arte y la arquitectura.
  • Capilla de Urbano VIII: cuando visites esta capilla de los Museos Vaticanos fíjate, sobre todo, en la decoración de las paredes, hecha con corambres, una especie de papel de cuero de cabra, carnero o becerro, tratado y revestido con una lámina de plata o de estaño. El efecto oro que verás durante tu visita a los Museos Vaticanos se debe al uso de aceite de lino y resinas de aloe o azafrán con los que simulaban este efecto.
  • Capilla Sixtina: uno de los lugares más populares de los Museos Vaticanos en los que intervinieron algunos de los artistas más importantes de la Historia y donde se elige al Papa.
  • Galería Lapidaria: construida por Clemente XIV, se conoce también como ‘Corredor de Bramante’ por el arquitecto que la construyó, autor también de la famosa Escalera de Bramante, otro de los lugares que ver en los Museos Vaticanos. La fotografía que encabeza este artículo sobre Qué ver en los Museos Vaticanos es de la Escalera de Bramante. En la Galería Lapidaria se expone una amplia y variada colección de lápidas.
  • Museo Chiaramonti: esta colección, también conocida como Galería Chiaramonti, combina casi 1.000 piezas de arquitectura, escultura y pintura, muchas de las cuales habían sido “cedidas” a la Francia napoléonica. Este espacio merece estar entre los lugares que ver en los Museos Vaticanos por el valor de su colección pero también por su ingente cantidad de piezas, un recorrido que pocas veces podrás disfrutar de la misma manera en otro lugar del mundo.
  • Brazo Nuevo: es una ampliación que hizo Pío VII en el siglo XIX para dar cabida a todas las piezas de los Museos Vaticanos.
  • Museos Gregorianos: pese a su fama de oscurantista, Gregorio XVI secundó la creación de varios museos que ver en los Museos Vaticanos: Museo Gregoriano Etrusco, Museo Gregoriano Egipcio, Museo Gregoriano Profano.
  • Museo Cristiano: fundado en 1757 pero trasladado y ampliado en numerosas ocasiones, esta visita en los Museos Vaticanos te permitirá conocer el patrimonio cristiano de los primeros siglos.
  • Museo Pío Cristiano: fundado en 1854 por Pío IX, recoge obras de las primeras comunidades cristianas. Inicialmente estaba ubicado en San Juan de Letrán.
  • Sala de la Inmaculada: en tu visita al Vaticano la Sala de la Inmaculada será un viaje al año 1854 para revivir la aprobación del Dogma de la Inmaculada Concepción porque las pinturas que adornan el techo y las paredes celebran el acontecimiento y las virtudes de la Virgen.
  • Lapidario hebreo: se trata del conjunto de inscripciones judías más importante y homogéneo de la diáspora, fundamental para conocer a la comunidad judía romana entre los siglos III y IV d.C. Ésta es una de las colecciones más importantes del vaticano, que podrás visitar con tu entrada a los Museos Vaticanos.
  • Colección de Arte Contemporáneo: Pablo VI fue el Papa que, en los años 70, hizo posible que en tu visita a los Museos Vaticanos también puedas ver una buena colección de arte figurativo contemporáneo.
  • Museo Profano de Letrán: camafeos, marfiles o pequeños bronces se exponen en la primera exposición de arte profano de los Museos Pontificios del Vaticano.
  • Museo Etnológico: en 1925 Pío XI revolucionó el Vaticano con una exposición de objetos de todo el mundo que tuvo tanto éxito que le motivó a convertirla en permanente a través de este Museo Etnológico que pocas personas esperan encontrar al visitar los Museos Vaticanos.
  • Pinacoteca: abierta tal y como hoy la vemos en 1932, la Pinacoteca de los Museos Vaticanos engloba casi 500 cuadros y comenzó a crearse después de que Francia devolviera muchas de las obras de las que se apoderó en el siglo XVIII.
  • Pabellón de las Carrozas: berlinas de viaje y de gala, además de muchos de los vehículos a motor de los Papas del Vaticano se exponen en una sala en la que, si la visitas en Los Museos Vaticanos, verás el primer coche del vaticano, donado por la Asociación de Mujeres Católicas de Milán.
  • Lapidario Cristiano: aunque el inicio de la colección es muy anterior, el espacio que hoy se visita en los Museos Vaticanos data de 1974, cuando se reorganizaron las inscripciones y los epitafios cristianos relacionados con distintos ámbitos.
  • Lapidario Profano de Letrán: en los años 80 del siglo pasado aquí se organizaron las lápidas profanas de distintas épocas y consideraciones arqueológicas. Desde luego, algo realmente curioso que sólo podrás ver en tu visita al Vaticano.

Inicio

Imprescindibles al visitar los Museos Vaticanos

¿No tienes tiempo para visitar los Museos Vaticanos en su amplitud? Además de la Capilla Sixtina, hay cinco lugares únicos que no puedes perderte, salvo que tengas algún interés concreto en alguna pieza de arte.

  • Capilla Nicolina y Apartamento Borgia, porque son los lugares más antiguos de los Museos Vaticanos que han llegado a nuestros días.
  • Galería de los Mapas geográficos, por el valor político que tuvo para quienes no tenían tan fácil viajar, por el valor de la colección y lo milagroso que resulta que haya llegado hasta hoy.
  • Museo Pío Clementino: por la belleza armónica del edificio y de las obras de arte que alberga.
  • Capilla de Urbano VIII: porque pocas veces podrás ver un revestimiento como el que adorna sus paredes.
  • Museo Etnológico: porque rompe con todas las ideas que se suelen asociar con los Museos Vaticanos. De hecho, la impresión que causó en su momento hizo que se convirtiera en colección permanente.

Inicio

Mapa de los Museos Vaticanos

Inicio

Viajesdeprimera.com se financia de muchas maneras para que podamos seguir desarrollando nuestra actividad periodística. Si pinchas en los enlaces de este artículo para reservar noches de hotel o comprar productos, nos ayudas a seguir trabajando y no te saldrán más caros. La selección de alojamientos y productos la hacemos de forma independiente y siempre pensando en que tengas una experiencia de calidad. Si quieres saber más, pincha en este enlace.