Santo Sepulcro en Jerusalén: visita, curiosidades, horarios y consejos en el Santo Sepulcro de Jerusalén, en Israel

1

Así es una visita al Santo Sepulcro de Jerusalén que fue construido, como apuntan las tradiciones hebreas del momento, extramuros de la ciudad. 

Las obras de restauración de la Tumba de Jesucristo potencian el interés por visitar el Santo Sepulcro de Jerusalén.

Si estás pensando visitar la Iglesia del Santo Sepulcro en Jerusalén o si quieres leer información interesante sobre su construcción y su custodia, aquí encontrarás el mejor resumen de algunas de sus curiosidades más importantes.

La Iglesia del Santo Sepulcro es uno de los lugares más visitados de Jerusalén, no sólo por los Católicos, si no por los seguidores de otras confesiones cristianas.

Muchas personas deciden visitar el Santo Sepulcro de Jerusalén movidos por la fe pero otras muchas lo hacen guiadas por motivos distintos: el interés cultural, la curiosidades, investigaciones históricas… Siempre hay visitantes individuales pero también muchos grupos de peregrinos del mundo entero, lo que garantiza un ambiente cosmopolita en el que casi siempre predomina el respeto y la fraternidad.

La Iglesia el Santo Sepulcro es la última estación del Vía Crucis de Jerusalén que cada año se vive con motivo de la Semana Santa.

La Iglesia del Santo Sepulcro de Jerusalén está ubicado en la Ciudad Vieja de Jerusalén y también es conocida como la Basílica de la Resurrección. Si lo prefieres, puedes visitar la Iglesia del Santo Sepulcro dentro de un tour organizado con guía por la Ciudad Vieja de Jerusalén.

La construcción del Santo Sepulcro

La primera iglesia levantada alrededor del Santo Sepulcro, el lugar en el que Cristo fue enterrado, comenzó a construirse en tiempos del emperador Constantino, allá por el 326 d.C., después de la furia arqueológica que le dio a su madre, Santa Elena, descubridora, dice la tradición, de las sepulturas. Y, como suele suceder, se usaron para ello los cimientos de un templo romano anterior, parece que del siglo II. Para entender de una manera más visual la ubicación de Santo Sepulcro es interesante ver la maqueta de Jerusalén que exponen en el Museo del Libro de la ciudad, donde también conservan los manuscritos del Qumran y el manuscrito más antiguo del mundo.

Y aunque a muchos fieles les cueste creerlo el edificio que hoy se recorre al visitar el Santo Sepulcro de Jerusalén no es el inicial. Como tampoco las calles de la Ciudad Vieja de Jerusalén son exactamente las mismas por las que Jesucristo caminó… Ejércitos musulmanes, incendios y terremotos han ido alterando su estructura primigenia, pese a lo cual, el Via Crucis en Jerusalén mantiene sus paradas, pese a que ahora coincidan, por ejemplo, con algún colecio.

La iglesia del Santo Sepulcro actual es la mitad de lo que fueron el santuario y la basílica originales, pese a las reconstrucciones, sobre todo durante la etapa de las Cruzadas, que se han ido sucediendo. La ultimísima parte de la iglesia del Santo Sepulcro es la de la cúpula de la rotonda bajo la que se ubica el Santo Sepulcro en sí.

Inicio

Custodia de la Iglesia del Santo Sepulcro

Otro de los aspectos más interesantes a la hora de visitar el Santo Sepulcro de Jerusalén es la cantidad de seguidores de credos distintos que se arremolinan a sus puertas y en su interior.

La custodia de la Iglesia del Santo Sepulcro está en manos de las iglesias greco-ortodoxa, católica-romana y apostólica-romana aunque otras (la siria-ortodoxa, la copta-ortodoxa y la etíope-ortodoxa) tienen también ciertos derechos y pequeñas propiedades.

El reparto de los Santos Lugares ha sido motivo de enfrentamiento no sólo con otros credos (muchos quedaron, y algunos siguen, en manos de los musulmanes tras la toma de Jerusalén) si no entre las mismas confesiones cristianas. En 1852 se firmó un acuerdo, el Statu Quo de los Lugares Sagrados, vigente a día de hoy y reforzado por las aproximaciones ecuménicas entre las diferentes iglesias desde tiempos de Pablo VI.

Los franciscanos en Tierra Santa son los custodios de los Santos Lugares de Jerusalén desde el año 1217.

Ningún viaje a Israel o a Jerusalén exige fe; respeto y sensibilidad, sí. Como la visita el Santo Sepulcro. Sólo el hecho de sentarse en su plaza de entrada es un encontronazo con el misticismo viajero, carnal, imperfecto pero sobre el que merece la pena reflexionar, de peregrinos y vecinos cristianos. Participar de una procesión, de cualquiera, en su interior, es un gran impacto, intelectual y emocional. Oraciones y breviarios, grupos y solitarios, mujeres con la cabeza cubierta, sacerdotes, monjas, guías de viaje y  cámaras de fotos, mochilas, cirios, incienso, colas, lámparas de plata y capillas… Hay momentos de relativa calma en los que la semioscuridad de sus recovecos retrotrae al medievo, o como imaginamos que pudo ser. En otros, el vaivén
de visitantes satura los sentidos y se va y se viene como en un sueño. Nunca se sale igual que se entra y quizá sea ése el milagro. Que cada cual valore su cambio.

Inicio

Información práctica para visitar el Santo Sepulcro:

* Al visitar el Santo Sepulcro de Jerusalén hay que llevar hombros y piernas cubiertos. Las mujeres no tienen por qué cubrirse la cabeza.

* Cada iglesia con presencia en el Santo Sepulcro de Jerusalén tiene su calendario de celebraciones, determinado básicamente por el Statu Quo de 1852.  Los franciscanos, custodios católicos de los Santos Lugares,  siguen las fiestas según el grado de solemnidad anterior a la reforma del Vaticano II porque así quedó fijado en ese acuerdo multinacional.

Horarios de verano e invierno del Santo Sepulcro de Jerusalén

* Las últimas cuatro (o cinco si se añade la de la Resurrección) estaciones del Vía Crucis en Jerusalén se encuentran en el interior de la Iglesia del Santo Sepulcro.

Inicio

Consejos prácticos para visitar el Santo Sepulcro

Si vas a visitar el Santo Sepulcro de Jerusalén y otros lugares sagrados, es importante que tengas en cuenta algunas pautas de vestimenta.

Es importante llevar las piernas y los hombros cubiertos.

Lleva calzado cómodo porque estarás de pie mucho tiempo. En general, este consejo para visitar el Santo Sepulcro de Jerusalén es extensible al resto de sitios que ver en Jerusalén, igual que el de la ropa de perneras y mangas largas.

Un consejo interesante es llevar siempre un pañuelo grande contigo porque puede servirte tanto para cubrirte la cabeza como para hacer lo mismo con las piernas en caso de tener que entrar de forma inesperada a algún recinto sagrado.

No es obligatorio que las mujeres lleven cubierta la cabeza, aunque durante tu visita al Santo Sepulcro comprobarás que es habitual ver a muchas de ellas con un velo o una toquilla. Depende de ti y de las razones por las visitar la Iglesia del Santo Sepulcro pero no es obligatorio.

El respeto a la oración y la meditación es fundamental: no hables alto, no grites, no corras, no empujes.

En el interior de la Iglesia del Santo Sepulcro hay personas encargadas de organizar visitantes y peregrinos, que ordenan las entradas y salidas de las capillas e impiden avalanchas. Hazles caso en todo momento.

Ten paciencia: siempre hay muchas personas fuera y dentro del Santo Sepulcro de Jerusalén por lo que es habitual que tengas que esperar en fila para moverte entre las capillas y el resto de espacio del Santo Sepulcro de Jerusalén.

Inicio

Dónde está el Santo Sepulcro de Jerusalén

Si vas a visitar el Santo Sepulcro de Jerusalén, este mapa te ayudará a situarlo en la Ciudad Vieja.

Inicio

Hoteles cerca del Santo Sepulcro

Si vas a visitar el Santo Sepulcro, lo ideal es dormir en Jerusalén en alguno de los hoteles más cercanos a la Iglesia del Santo Sepulcro.

El Hotel Hashimi está en el centro histórico de Jerusalén y cuenta con habitaciones cómodas y modernas (varias de ellas, familiares) y una terraza con vistas sobre la Ciudad Vieja de Jerusalén. Es uno de los hoteles de Jerusalén más valorados por los viajeros en Booking.com.

Junto al Barrio Judío de Jerusalén y a tan sólo 11 minutos a pie de la Iglesia del Santo Sepulcro de Jerusalén se encuentra The Sephardic House (La Casa Sefardí). Es un hotel limpio, cómodo, moderno y con un buen desayuno.

Será difícil que encuentres un hotel mejor y más cerca de la Iglesia del Santo Sepulcro de Jerusalén que el Gloria Hotel. Su ubicación es uno de los aspectos mejor valorados por los huéspedes que se han alojado en sus habitaciones, cómodas, limpias, modernas y con baño privado. También gusta mucho su desayuno buffet.

Inicio

Fotografías del Santo Sepulcro de Jerusalén

La entrada al Santo Sepulcro, en Jerusalén, apenas deja adivinar la espiritualidad de su interior, siempre en penumbra y marcado por las oraciones constantes de los fieles cristianos.
La entrada al Santo Sepulcro, en Jerusalén, apenas deja adivinar la espiritualidad de su interior, siempre en penumbra y marcado por las oraciones constantes de los fieles cristianos.
El corazón del Santo Sepulcro de Jerusalén es uno de los lugares más místicos de la ciudad tres veces Santa.

Inicio

Viajesdeprimera.com se financia de muchas maneras para que podamos seguir desarrollando nuestra actividad periodística. Si pinchas en los enlaces de este artículo para reservar noches de hotel o comprar productos, nos ayudas a seguir trabajando y no te saldrán más caros. La selección de alojamientos y productos la hacemos de forma independiente y siempre pensando en que tengas una experiencia de calidad. Si quieres saber más, pincha en este enlace.