Una chica con pistola, un libro sobre mujeres luchadoras

0

La escritora estadounidense Amy Stewart escribe su primera novela inspirándose en hechos de 1914 protagonizados por las hermanas Kopp, ejemplo real de mujeres luchadoras en los años 20. Aunque yo he leído este libro gracias a Círculo de Lectores, “Una chica con pistola” también puede encontrarse en el catálogo de la editorial Siruela, al que también pertenece otro libro de mujeres detectives que recomiendo un poco más adelante para quien le guste la literatura africana.

Novela negra escrita por mujeres

El libro “Una chica con pistola” es la primera incursión en el territorio de la novela de la estadounidense Amy Stewart, muy famosa en su país por sus títulos de Botánica y sus colaboraciones en prensa y radio. Pese a ser el primero, hablamos de uno de los libros de mujeres detectives más recomendables de los últimos años, sobre todo para quien prefiera explorar títulos fuera de las sagas más habituales, como pueden ser los de Asa Larson, Camilla Lackberg o Donna Leon; sin olvidar los casos del detective Emmanuel Cooper.

“Una chica con pistola” surgió a partir de una serie de artículos periodísticos -publicados en 1914- que la escritora Amy Stewart encontró y que recogían los problemas que sufrieron tres hermanas –las Kopp- para cobrar la indemnización por los daños que sufrió su coche de caballos después de que fuera embestido por un vehículo a motor, conducido por un empresario pendenciero, el Señor Henry Kaufman.

Inicio

Argumento de Una chica con pistola

Aunque pueda parecer que el argumento de “Una chica con pistola” es algo superfluo o flojo, la realidad para las mujeres en los años 20 era algo más compleja de lo que podemos pensar hoy, sobre todo si se trataba de mujeres solteras sin apoyo masculino. ¡Y más aún, si cabe, si hablamos de mujeres luchadoras! Porque está claro que si las hermanas Kopp hubieran estado hechas de otra pasta, Stewart no habría tenido material suficiente con el que escribir este libro. Y es que las Kopp, decididas en primera instancia a reclamar lo que les correspondía por ley, terminaron embarcadas en una espiral de chantajes y amenazas, semi-aisladas en su granja familiar y con el único apoyo del Sheriff local, de quien Constance, una de las protagonistas, acabará siendo ayudante. Todas, cada una con su particular personalidad, terminarán rompiendo sus propios moldes –heterodoxos de por sí para la época- y aprendiendo nuevas cosas: desde cocinar hasta disparar con pistolas, incapaces de escapar a las presiones de los mafiosos a los que  se han enfrentado y dispuestas a luchar hasta el último aliento por su independencia personal y familiar. La trama íntima se va mezclando con mucha viveza con los argumentos que hacen de “Una chica con pistola” uno de los mejores libros de mujeres detectives que he leído en los últimos años.

Inicio

Un libro sobre mujeres luchadoras

Durante el desarrollo de los acontecimientos se irán desvelando también algunos secretos familiares y Stewart irá dibujando con elegancia y acierto el perfil de la sociedad de la época. Las mujeres son las protagonistas del libro “Una chica con pistola”. Y no sólo por las Kopp: con ellas desfila una amplia galería de personajes que sirven para analizar asuntos como la maternidad en soltería, la incorporación de la mujer al mundo laboral, los malos tratos en el trabajo y en el seno de la familia, el divorcio, el papel social de la mujer, los primeros usos profesionales de la fotografía o, incluso, el peso cultural de la migración, tan esencial en la idiosincrasia estadounidense y tan en entredicho a día de hoy.

Pero las Kopp no se limitan a encabezar un reparto de mujeres luchadoras, si no que encarnan a las mujeres importantes de la Historia, anónimas pero reales, que han ido tejiendo con sus acciones cotidianas los derechos alcanzados que sirven, entre otras cosas, para seguir reivindicando otros, aún no logrados o por perfeccionar. Por eso y porque “Una chica con pistola” es también un título imprescindible de la novela negra escrita por mujeres (por ingeniosa, divertida, rápida, y absorbente, sutil y potente al mismo tiempo) merece la pena recomendar su lectura. Ojalá Amy Stewart siga figurando entre las escritoras de novela negra y sus novelas.

Inicio

Viajesdeprimera.com se financia de muchas maneras para que podamos seguir desarrollando nuestra actividad periodística. Si pinchas en los enlaces de este artículo para reservar noches de hotel o comprar productos, nos ayudas a seguir trabajando y no te saldrán más caros. La selección de alojamientos y productos la hacemos de forma independiente y siempre pensando en que tengas una experiencia de calidad. Si quieres saber más, pincha en este enlace.