Curiosidades de La Alhambra: los Reyes Católicos y las inscripciones árabes

5

Las inscripciones árabes de La Alhambra de Granada son una de las cosas que ver en La Alhambra.

Todas las partes de La Alhambra están decoradas con versos que se dirigen al visitante, al palacio nazarí mismo o al sultán que los promovió.

Si tienes pensado viajar a La Alhambra de Granada, fíjate en las inscripciones árabes que decoran muchos de sus muros. El estudio de ese conjunto de inscripciones, conocido como el Corpus epigráfico de La Alhambra, fue iniciado por los Reyes Católicos en el siglo XV y podrás verlo con tus propios ojos al visitar La Alhambra y los palacios nazaríes en un tour guiado y sin esperas.

Qué dicen las inscripciones árabes de La Alhambra

Las inscripciones árabes que decoran las distintas partes de La Alhambra funcionaban como los muros de las principales redes sociales de la época y hacen de sus paredes un hermosísimo libro arquitectónico y una bella campaña de marketing. Los versos del poeta Ibn Zamrak en honor de Muhammed V, que aparecen en el Patio de los Leones, donde se ubica la famosa Fuente de los Leones, le convierten en el tuitero más relevante. Las alabanzas a los sultanes que promovían obras o que lograban algún éxito eran algo habitual en la decoración nazarí.

Pero en las inscripciones árabes de La Alhambra también se encuentran invocaciones a Alá o trascripciones de versos del Corán. También es habitual que las inscripciones de La Alhambra de Granada aludan a los lugares en los que están grabadas, haciendo llamamientos al edificio o retratando el elemento arquitectónico concreto. También son frecuentes las leyendas poéticas que se dirigen a la persona que se detiene a admirarlas, aunque ahora ya no sepamos escuchar lo que nos dicen.

Los muros de La Alhambra de Granada fueron algo así como las redes sociales del momento, tejidos los mensajes sobre la piedra para embellecerla pero también para labrar un mensaje para la posteridad, una de las cosas que puedes descubrir en esta visita guiada por las curiosidades de La Alhambra.

Poetas como Ibn Zamrak, Ibn Al- Yayyab o Ibn Al- Jatib componían y copiaban, siguiendo las directrices del ‘ministerio de información’ de turno, la Secretaría de Redacción de la corte nazarí. En las inscripciones árabes, auténtica curiosidad de La Alhambra de Granada, nada se dejaba al azar.

Si duermes en el Parador de Granada -ubicado en el Convento de San Francisco que está dentro del recinto de La Alhambra de Granada– podrás admirar una y otra vez, y casi en solitario, las inscripciones árabes de La Alhambra porque sus huéspedes pueden acceder a algunos lugares de La Alhambra de Granada después de que se hayan cerrado al público. Precisamente su ubicación hace que el Parador de Granada sea uno de los mejores Paradores de Turismo de España.

Todas las partes de La Alhambra están decoradas con inscripciones árabes que loan al sultán del momento, invocan al visitante o hacen referencia al edificio en el que se encuentran

Los Reyes Católicos, pioneros en las inscripciones de La Alhambra

Si la decoración poética de La Alhambra de Granada es una de sus mayores, y más desconocidas, leyendas, el hecho de que fueran los Reyes Católicos quienes crearan la primera comisión de estudio de los epígrafes árabes, es otra de las grandes curiosidades de la ciudad nazarí de Granada. Corría el año 1501 cuando se formó, a instancias del Cabildo Municipal de Granada, la Escuela de Romanceadores del Cabildo, formada por 4 intérpretes y 12 pregoneros dedicados a estudiar el corpus epigráfico de La Alhambra de Granada.

Luego llegó el siglo XIX, con su pasión por lo exótico a cuestas, y Granada se llenó de viajeros y soñadores que forjaron y difundiendo muchas de las leyendas de La Alhambra de Granada. Fue en 1859, cuando Emilio Lafuente Alcántara escribió ‘Inscripciones árabes de Granada’, todavía un referente para los especialistas en ese Corpus epigráfico de La Alhambra, en el que siguen avanzando estudiosos como Juan Castilla Brazales, quien ha concluido la catalogación de las 10.000 leyendas epigráficas de la ciudad nazarí.

Tres caligrafías para las inscripciones árabes de La Alhambra

Otra de las curiosidades de La Alhambra es que para realizar las inscripciones de los muros y techos de todos sus rincones -desde el Patio de los Arrayanes hasta la Alcazaba- se usaron hasta tres tipos de caligrafía distintos: la kúfica, la Nasji o Cursiva y la Mixta.

    1. La caligrafía Kúfica se llama así porque nació en Kufa, Irak, y está considerada una caligrafía sagrada. Es la más difícil de traducir por sus características gramaticales.
    2. La caligrafía Nasji o cursiva es tan común que también fue conocida como escritura de los copistas.
    3. La caligrafía mixta combinaba elementos de las dos anteriores y es, probablemente, la más común en el palacio nazarí.

Viajesdeprimera.com se financia de muchas maneras para que podamos seguir desarrollando nuestra actividad periodística. Si pinchas en los enlaces de este artículo para reservar noches de hotel o comprar productos, nos ayudas a seguir trabajando y no te saldrán más caros. La selección de alojamientos y productos la hacemos de forma independiente y siempre pensando en que tengas una experiencia de calidad. Si quieres saber más, pincha en este enlace.