Curiosidades de La Alhambra de Granada

0

La Alhambra de Granada y el Generalife son Patrimonio de la Humanidad desde 1.984 por su extraordinario valor como ciudad palatina y paisajística. La primera de las curiosidades de La Alhambra de Granada que merece la pena destacar, porque todas las demás giran a su alrededor, es la de que La Alhambra no es sólo una fortaleza ni tampoco es sólo un palacio. Mohammed I, fundador de la dinastía nazarí, concibió La Alhambra como una ciudad independiente de Granada, por lo que tuvo que contar con todos los servicios necesarios para que sus habitantes vivieran cómodamente. Los arquitectos tuvieron que domar el paisaje, levantando edificios, pero también abriendo jardines y huertos, regados gracias a una compleja red de embalses, piscinas y acequias que aprovechaban las aguas del río Darro y que todavía son otra de las grandes curiosidades de La Alhambra. Este ingente trabajo se desarrolló desde 1.238 hasta 1.492 gracias a que cada sultán fue añadiendo algo más a los palacios nazaríes de La Alhambra, a su alcazaba o a sus murallas. Destacan los legados de Yusuf I y de Mohammed V. El primero mandó construir la Torre de Comares, la más grande de la muralla Norte. El segundo es el creador del Palacio de los Leones que, junto al Patio de los Leones, es el símbolo universal de La Alhambra. De este lugar deriva el sobrenombre de fortaleza roja protegida por 12 leones que también se concede a La Alhambra de Granada, dado que la traducción de “alhambra” puede entenderse como “fortaleza roja”. Otras curiosidades del Patio de los Leones derivan de que aquí se combinan de manera totalmente original y única las influencias arquitectónicas y decorativas del mundo musulmán y del mundo cristiano, y de la importante carga simbólica que tienen sus elementos. Los Reyes Católicos fueron los primeros en quedar maravillados por la belleza de La Alhambra. Otra de las curiosidades de La Alhambra es que su estilo ha influido en otros monumentos del mundo, como la Torre Eiffel o la Sinagoga española de Praga.

Datos curiosos de La Alhambra

Los orígenes de La Alhambra de Granada se pueden datar en torno al año 1.238, cuando Muhammad Ibn Yusuf Ubn Nasr, “el rojo”, tomó la ciudad de Granada y fundó la dinastía nazarí con el nombre de Mohammed I. Reinó durante 36 años, un periodo bastante largo teniendo en cuenta la animosidad de la época. El final de La Alhambra de Granada como sede de esa estirpe tuvo lugar en 1.492, año en el que el último rey nazarí, Boabdil, entregó La Alhambra y Granada a los Reyes Católicos. La Alhambra de Granada se construyó en lo alto de la colina de La Sabika porque era un lugar fácil de proteger y desde el que se controlaban bien los alrededores

Nombre de La Alhambra de Granada

Otro de los datos curiosos de La Alhambra de Granada tiene que ver con su nombre, que significa algo así como “fortaleza roja”. Hay varias teorías que tratan de explicar su origen. Una sostiene que se debe al color de sus muros, levantados con un conglomerado de arcilla, arena y piedra característico de la zona. El uso de ese material natural es uno de los datos curiosos de La Alhambra más importantes porque permitió la construcción de la alcazaba de una forma rápida y relativamente sencilla, algo que Mohammed I necesitaba para proteger a su familia en los tiempos revueltos que le tocó vivir. Otra de las teorías que intenta explicar el origen del nombre de La Alhambra de Granada deriva del tono de las torres defensivas y de la muralla al ser iluminadas con antorchas por la noche. La tercera posible explicación sobre por qué La Alhambra se llama así señala que es una extensión del apodo de su fundador, Mohammed I, que a su vez lo había heredado de su padre, un caudillo de Arjona.

Con el tiempo se construyó el Patio de los Leones. Se hizo tan famoso que no es de extrañar que hoy hayamos juntado sus dos principales características, el color de sus murallas y torres, y los leones de su patio más universal, para conocer La Alhambra con el apodo de fortaleza roja protegida por doce leones.

Inicio

Patrimonio de la Humanidad humilde

El conglomerado utilizado para construir la alcazaba y los palacios nazaríes es una de las granes curiosidades de La Alhambra. Es un material fácilmente erosionable por el agua y el viento, por lo que algunos expertos en el monumento, como María del Mar Villafranca, que fue directora del Patronato La Alhambra y Generalife, creen que es “casi un milagro” que La Alhambra de Granada haya llegado hasta nosotros. Para resolver la fragilidad del material, los ingenieros de la época cubrieron los muros de edificios y las murallas con un estucado de cal y arena para protegerlos lo más posible.

Inicio

Torres defensivas de La Alhambra

Aunque hoy en día nos fijamos sobre todo en los palacios nazaríes, la mayor de las curiosidades de La Alhambra de Granada es que estos no tendrían sentido sin la alcazaba que Mohammad I levantó en primer lugar. Y la primera pieza de esa fortaleza fue la Torre de la Vela, símbolo de su poder y de su capacidad defensiva. Años más tarde, Yusuf I se vio obligado a levantar otra torre igual de impresionante, para tratar de mantener viva su imagen de soberano poderoso: la Torre de Comares, la más grande de la muralla Norte.

Inicio

Alhambra de Granada, ciudad independiente

Una de las mayores curiosidades de La Alhambra es que desde el principio fue concebida como una ciudad independiente de Granada, al contrario de lo que sucedió con las vecinas Medina Azahara y Córdoba. La Alhambra de Granada contó con todos los servicios que sus habitantes podían necesitar en el día a día: huertos, talleres artesanales, residencias, mezquitas, escuelas…

La construcción más antigua de La Alhambra de Granada es la alcazaba, que llegó a tener 5 almacenes, 13 casas privadas, una curtiduría y una panadería, además de hornos y bodegas. Los descendientes de Mohammed I terminaron de levantas las murallas y comenzaron a construir la zona palatina, que se organizó en torno a dos patios de La Alhambra, el Patio de los Arrayanes y el Patio de los Leones. Tras la construcción del palacio de Carlos V, la Casa Real nazarí también fue conocida como Casa Real Vieja; está claro que las curiosidades de La Alhambra no dejaron de crecer pese a haber dejado de ser la sede de la saga musulmana.

Inicio

Primer enteramiento de Isabel la Católica

Estancias nazaríes en La Alhambra de Granada y el primer sepulcro de la reina Isabel la Católica.
En La Alhambra aún convive la decoración nazarí con los blasones de los Reyes Católicos. A la derecha, primer sepulcro de Isabel la Católica.

Una de las mayores curiosidades de La Alhambra es que fue el lugar elegido por Isabel la Católica para ser enterrada. Como dice el historiador Miguel Ángel Ladero Quesada, la toma de Granada fue mucho más importante para los Reyes Católicos que el Descubrimiento de América y quizá por eso la reina quiso descansar en el convento franciscano que ayudó a abrir dentro del recinto de la ciudad nazarí. “En el Monasterio de San Francisco, que es en La Alhambra, de la ciudad de Granada, vestida en el hábito del bienaventurado pobre de Jesucristo, San Francisco, en una sepultura baja que no tenga bulto alguno”, dejó escrito en su testamento. Todavía hoy puedes visitar el lugar en el que estuvo su sepulcro, hasta que su nieto, Carlos V, decidió trasladar su cuerpo a la Catedral de Granada, donde están enterrados los Reyes Católicos y algunos de sus descendientes.

Inicio

El Parador de Turismo más deseado

Otra de las curiosidades de La Alhambra es que alberga uno de los Paradores de Turismo de España más deseados. Sus instalaciones ocupan el antiguo Convento de San Francisco y tanto si consigues reservar habitación como si sólo vas a comer, podrás visitar el primer sepulcro de Isabel la Católica.

Inicio

Curiosidades de La Alhambra en clave arquitectónica

Algunos de los mejores datos curiosos de La Alhambra tienen que ver con su arquitectura y sus infraestructuras.

La medida de La Alhambra de Granada

La medida utilizada para casi todas las obras fue el codo árabe de Omar, equivalente a 62 centímetros de longitud.

Inicio

Corpus epigráfico de La Alhambra

inscripciones alhambra corpus epigrafico

Uno de los datos más curiosos de La Alhambra es que sus paredes y bóvedas están repletos de inscripciones, que conforman el Corpus epigráfico de La Alhambra. Una de las curiosidades de La Alhambra más paradójica es que los primeros que iniciaron el estudio de esas inscripciones en árabe fueron los Reyes Católicos con la creación, en 1.501, de la Escuela de Romanceadores del Cabildo.

Inicio

Una columna única

Otra de las curiosidades de La Alhambra es que sus arquitectos inventaron una columna particular, que se diferencia por su fuste cilíndrico muy fino y su capitel de dos cuerpos superpuestos: uno con forma cilíndrica y decoración con ranuras, y otro, encima, de forma paralelepípeda, adornado con decoración vegetal. El mejor sitio para ver este tipo de columnas es el Patio de los Leones.

Inicio

Decoración de La Alhambra y sus influencias

Otro de los datos curiosos de La Alhambra tiene que ver con las bóvedas de mocárabes, que parecen panales de abeja gracias a la superposición de sus pequeños alveolos superpuestos. Como muchas otras curiosidades de La Alhambra estos elementos decorativos fueron creados a partir del cálculo matemático heredado de griegos y romanos y el uso de colores exclusivos, como el lapislázuli de Afganistán, que costaba tanto como el oro. La decoración a base de mocárabes es algo único en el arte islámico y fue creado para potenciar el asombro de los embajadores cristianos que acudían a negociar con Yusuf I en la Sala de Comares, porque rompe con la tradicional concepción del espacio y de las medidas. La decoración es tan singular que incluso se ha desarrollado un estilo denominado “alhambresco” que se puede encontrar en la Torre Eiffel o, incluso, en la Sinagoga Española de Praga. Otro de los datos curiosos de La Alhambra es que ha sido uno de los monumentos de España que más ha influido en el Romanticismo.

Inicio

Plomo contra terremotos

Otra de las mayores curiosidades de La Alhambra no deslumbra tanto como los mocárabes, pero también es totalmente original. Me refiero a las finas planchas de plomo que se colocaron en los fustes de las columnas del Patio de los Leones para que actuaran como “colchones” durante los movimientos sísmicos que se registran en la zona.

Inicio

Agua en movimiento

El uso del agua para la población y para los jardines y huertas es otro de los datos más curiosos de La Alhambra, sobre todo porque a día de hoy creemos que el agua corriente llega a todas partes sin demasiado esfuerzo y hasta hace poco era uno de los retos más difíciles de solucionar. En el siglo XIII, los ingenieros y arquitectos de Mohammad I tuvieron que esforzarse mucho para suministrar agua corriente a la alcazaba de La Alhambra de Granada. Para lograrlo construyeron una presa o azud a 6 kilómetros de distancia, desviaron la corriente del río Darro, excavaron una acequia por las colinas cercanas, levantaron un acueducto entre el Generalife y La Alhambra y una serie de albercas y piletas con las que regar los huertos y los jardines. Para compensar las sequías, construyeron albercas en lo alto del Generalife y para evitar colapsos si llovía demasiado, unos canales secundarios a través de los que reconducir el agua sobrante.  

Inicio

Palacio de los Leones

Uno de los patios de La Alhambra más famosos es el de los Leones que, en realidad, es el corazón del llamado Palacio de los Leones, que empezó a construirse en 1.377. El Palacio de los Leones era la residencia privada de los sultanes y de sus familias, el Harem: una de las zonas de La Alhambra de Granada más inaccesibles y más bellas, tanto por su arquitectura y decoración como por el simbolismo de elementos como la Fuente de los Leones.

Inicio

Curiosidades del Patio de los Leones

Ya hemos mencionado una de las curiosidades del Patio de los Leones más actual: que de su fuente se deriva el apodo de fortaleza roja con doce leones con el que hoy también se conoce a La Alhambra de Granada. Y es que muchos de los datos curiosos de La Alhambra se concentran en este lugar, el Patio de los Leones. Los cuatro canales que atraviesan el Patio de los Leones de La Alhambra de Granada emulan los arroyos del Paraíso, que discurren desde cada uno de los puntos cardinales; las 124 columnas de mármol blanco de Almería que lo rodean simbolizan palmeras y son las que tienen las ingeniosas láminas de plomo antes mencionadas. Los templetes de los extremos Este y Oeste del Patio de los Leones son lo más parecido a las tiendas beduinas del desierto que pudieron concebir los arquitectos de La Alhambra de Granada.

Los leones del Patio de los Leones son 12 porque representan a las tribus de Israel. Todos los leones del Patio de los leones son distintos entre sí. Además, dos de ellos tienen un triángulo en la frente porque simbolizan a las tribus elegidas por Yahvé. Y es que una de las curiosidades del Patio de los Leones menos conocida es que su fuente fue un regalo al sultán del visir judío Samuel em Nagrela, uno de los grandes desconocidos de La Alhambra de Granada.

Inicio

Palacio de Carlos V de La Alhambra 

El nieto de Isabel la Católica, Carlos I de España y V de Alemania, fue también quien construyó un palacio dentro del recinto de La Alhambra de Granada, considerado hoy “la joya del Renacimiento de España” porque “supone un resumen de lo que en carácter constructivo y estético se hacía en el gran mundo del Renacimiento, especialmente en su cuna, que es Italia”, explica Jesús Bermúdez, historiador, arabista, arqueólogo y asesor técnico de La Alhambra de Granada.

Inicio

Viajesdeprimera.com se financia de muchas maneras para que podamos seguir desarrollando nuestra actividad periodística. Si pinchas en los enlaces de este artículo para reservar noches de hotel o comprar productos, nos ayudas a seguir trabajando y no te saldrán más caros. La selección de alojamientos y productos la hacemos de forma independiente y siempre pensando en que tengas una experiencia de calidad. Si quieres saber más, pincha en este enlace.