Inscripciones de La Alhambra, origen y significado

5

Las inscripciones de La Alhambra son uno de los elementos más importantes de la decoración de sus muros y bóvedas. En general se trata de versos compuestos por algunos de los poetas más importantes durante los reinados de los diferentes sultanes de la dinastía nazarí. Muchas de las inscripciones de La Alhambra se dirigen al visitante, otros loan a los sultanes que fueron enriqueciendo y ampliando los palacios nazaríes de La Alhambra, como fue el caso de Mohammed V, impulsor del Patio de los Leones, uno de los símbolos universales de La Alhambra de Granada. Pero entre todas las inscripciones de La Alhambra, la frase que más se repite es la que dice “No hay más conquistador que Alá”. El estudio de las inscripciones de La Alhambra se denomina Corpus epigráfico y fue iniciado por los Reyes Católicos en el siglo XV.

Inscripciones de La Alhambra

Significado de La Alhambra

El significado de La Alhambra es “fortaleza roja”. El origen de esta denominación tiene diferentes explicaciones. Hay quien dice que se debe al sobrenombre de “el rojo” con el que se conocía al primer soberano nazarí de La Alhambra de Granada, Mohammad I; otras teorías sostienen que el significado de La Alhambra deriva del color de los muros de su alcazaba, levantados con un conglomerado de arena, piedra y arcilla muy fácil de obtener de la propia colina de La Malika, donde se ubica La Alhambra de Granada. La tercera posible explicación al significado de La Alhambra argumenta que se debe al tono que adquiría la ciudad-fortaleza al ser iluminada con antorchas por la noche.

Inicio

Qué dicen las inscripciones de La Alhambra

Las inscripciones de La Alhambra hacen de sus paredes un hermosísimo libro arquitectónico y una bella campaña de marketing. Los versos del poeta Ibn Zamrak en honor de Mohammed V, que aparecen en el Patio de los Leones, donde se ubica la famosa Fuente de los Leones, le convierten en una especie de relevante tuitero. Las alabanzas a los sultanes que promovían obras o que lograban algún éxito eran algo habitual en la decoración de La Alhambra. Pero en las inscripciones árabes de La Alhambra también se encuentran invocaciones a Alá o trascripciones de versos del Corán. También es habitual que las inscripciones de La Alhambra de Granada aludan a los lugares en los que están grabadas, haciendo llamamientos al edificio o retratando el elemento arquitectónico concreto. También son frecuentes las leyendas poéticas que se dirigen a la persona que se detiene a admirarlas, aunque ahora ya no sepamos escuchar lo que nos dicen.

Poetas como Ibn Zamrak, Ibn Al- Yayyab o Ibn Al- Jatib componían y copiaban, siguiendo las directrices del ‘ministerio de información’ de turno, la Secretaría de Redacción de la corte nazarí. Los versos de Ibn Zamrak decoran la pila de la Fuente de los Leones. Parece que había otra más pequeña, que ahora está en el Jardín de los Adarves, también en La Alhambra de Granada. En las inscripciones árabes de La Alhambra de Granada no se dejaba nada al azar.

Inicio

Frase que se repite en La Alhambra

La frase que más se repite en las inscripciones de La Alhambra dice que “sólo Dios es vencedor” o “No hay más conquistador que Alá”. La frase que se repite en La Alhambra era el lema que la dinastía nazarí llevaba en sus blasones y fue establecida por su fundador, Muhammad Ubn Yusuf Ibn Nasr, “el rojo”.

Inicio

Reyes Católicos y Corpus epigráfico de La Alhambra

Otra de las grandes curiosidades de La Alhambra relacionada con las inscripciones de sus muros es que los primeros que comenzaron a estudiarla fueron los Reyes Católicos, a quienes rindió la ciudad- fortaleza el rey Boabdil, último soberano de la dinastía nazaría. Los Reyes Católicos crearon la primera comisión de estudio de los epígrafes árabes en el año 1.501. Fue entonces cuando el Cabildo Municipal de Granada ordenó la formación de la Escuela de Romanceadores del Cabildo, integrada por 4 intérpretes y 12 pregoneros, que se dedicaron a estudiar el corpus epigráfico de La Alhambra de Granada.

Luego llegó el siglo XIX, con su pasión por lo exótico a cuestas, Granada se llenó de viajeros y soñadores que forjaron y difundieron muchas de las leyendas de La Alhambra de Granada. En 1.859, Emilio Lafuente Alcántara escribió ‘Inscripciones árabes de Granada’, todavía un referente para los especialistas en ese Corpus epigráfico de La Alhambra, en el que siguen avanzando estudiosos como Juan Castilla Brazales, quien ha concluido la catalogación de las 10.000 leyendas epigráficas de la ciudad nazarí.

Inicio

Caligrafías de las inscripciones de La Alhambra

Otra de las curiosidades de las inscripciones de La Alhambra es que para realizarlas se utilizaron hasta tres tipos de caligrafía distintos: la kúfica, la Nasji o Cursiva y la Mixta.

  1. La caligrafía Kúfica se llama así porque nació en Kufa, Irak, y está considerada una caligrafía sagrada. Es la más difícil de traducir por sus características gramaticales.
  2. La caligrafía Nasji o cursiva es tan común que también fue conocida como escritura de los copistas.
  3. La caligrafía mixta combinaba elementos de las dos anteriores y es, probablemente, la más común en el palacio nazarí.

Inicio

Viajesdeprimera.com se financia de muchas maneras para que podamos seguir desarrollando nuestra actividad periodística. Si pinchas en los enlaces de este artículo para reservar noches de hotel o comprar productos, nos ayudas a seguir trabajando y no te saldrán más caros. La selección de alojamientos y productos la hacemos de forma independiente y siempre pensando en que tengas una experiencia de calidad. Si quieres saber más, pincha en este enlace.