Mordor está en Madrid

0

¿Dónde está Mordor?, te preguntas. La respuesta es sencilla: Mordor está en Madrid porque el llamado Camino de Mordor es una ruta en bicicleta que corre en paralelo al río Aulencia desde Colmenarejo hasta Villanueva del Pardillo. La aventura de Mordor en Madrid no tiene nada que envidiar a la de los hobbits: senderos estrechos, precipicios, zarzas envolventes y paredes de piedra que amagan con caer sobre tu cabeza… A pesar de todo, el reto es divertido y se puede afrontar a pie o en bicicleta, si no te importa empujarla determinados tramos.

*Agradecimientos: Alejandro Acuña Vergara

Recorrido de Mordor en Madrid

El Camino de Mordor es un sendero estrecho que discurre paralelo al río Aulencia, en la Comunidad de Madrid, desde la presa homónima, hoy abandonada, construida en 1945 para suministrar agua a los municipios aleñados –Colmenarejo y Valdemorillo.  No hay indicaciones de ningún tipo pero es fácil encontrar su inicio, junto a las antiguas piscinas de decantación en las que se filtraba el agua embalsada.

Hay algunos tramos en los que los ciclistas tendrán que bajarse de sus ‘monturas’. Y otros en los que será mejor moderar la velocidad si no se quiere terminar en los zarzales que separan el camino del río, pero la experiencia es muy recomendable para quienes busquen algo nuevo, distinto, legendario… ¿Quién dijo que encontrar el anillo fuera fácil?

Enebros y búhos reales; caminantes con y sin perro, pozas en las que antes era posible pescar, higueras y bikers; las tuberías antiguas por las que se encauzaban las aguas del Aulencia y, al final, un horizonte azul entre lomas verdes, ahora sí repletas de encinas y jaras más que de enebros, como en el cañón del río, con la promesa dentada de Madrid al fondo.

El Camino de Mordor en Madrid corre paralelo al río Aulencia
El Camino de Mordor en Madrid se puede hacer en pie o en bicicleta

El Camino de Mordor no se trata de una ruta larga ni excesivamente difícil, ni a pie ni en bicicleta, aunque sí exigente, más a nivel de voluntad (no apta para quienes prefieran rodar sin más) que de forma física. El Camino de Mordor se difumina, tras una bajada más ligera, aunque no exenta de cierto vértigo por el desmonte lateral, a la altura de Villanueva del Pardillo, donde este pequeño río abraza al Guadarrama.

Se puede regresar a Colmenarejo, (Universidad Carlos III), punto de partida ideal, aunque hay quien realiza el trayecto de abajo arriba, a través de una pista semiasfaltada, con una subida larga (7-15% de pendiente media), bastante cómoda a pesar de algunos tramos de grava suelta,una Chincheta, como dicen los bikers más entendidos, que enlaza con la Colada del Camino del Pardillo, desde donde se otean los restos de las minas de cobre de Colmenarejo. Después de haber hecho la Ruta de Mordor en ambos sentidos, podemos asegurar que es mucho mejor el descenso que la subida.

Inicio

El río Aulencia y su presa

El Embalse del Aulencia funcionó hasta 1975, cuando construyeron el Embalse de Valmayor. La cara negativa de un entorno natural tan bonito (sobre todo en primavera y otoño) es la de los metales pesados que todavía contaminan los lodos que se acumulan en la presa a pesar de las reclamaciones de los ecologistas. Ojo con las aguas de la presa del Aulencia: no son aptas por el baño en ningún sentido. Los fondos rebosan fangos contaminados por metales pesados.

Inicio

Consejos para el Camino de Mordor en Madrid

Equipamiento: una bicicleta de montaña de prestaciones normales es suficiente para disfrutar del Camino de Mordor. El equilibrio, cierta pericia y, sobre todo, el espíritu aventurero harán el resto. Es mejor no olvidar el kit básico de reparaciones, agua (no hay fuentes potables en la ruta) y algún gel o barrita energética para recuperar fuerzas. La cámara de fotos también es recomendable.

Ir bien preparado, en la medida de lo posible, contra los zarzales que crecen en los laterales de la ruta o parecerá que un gato arisco se ha ensañado con brazos y piernas (aunque si el calor aprieta, parece imposible evitar estos daños colaterales).

Realizar la ruta en verano o principios de otoño, cuando no haya llovido demasiado para evitar que las piedras del sendero, ya de por sí bastante estrecho, estén demasiado húmedas o la crecida del embalse y del río.

No pasar por alto las ruinas industriales que dan sentido histórico a este rincón de la Sierra de Madrid: la presa del Aulencia con sus piscinas de decantación o el Molino caído, antiguo aserradero de mármol construido por Felipe II en el siglo XVI. No están abiertas al público, pero las minas de cobre de La Antigua Pilar, en Colmenarejo, tienen también un curioso pasado.

Los tramos vallados que se encuentren en la ruta se pueden atravesar (hay puertas acondicionadas que se deben cerrar después de pasar).

Inicio

Ruta del Camino de Mordor en Madrid

Inicio

Viajesdeprimera.com se financia de muchas maneras para que podamos seguir desarrollando nuestra actividad periodística. Si pinchas en los enlaces de este artículo para reservar noches de hotel o comprar productos, nos ayudas a seguir trabajando y no te saldrán más caros. La selección de alojamientos y productos la hacemos de forma independiente y siempre pensando en que tengas una experiencia de calidad. Si quieres saber más, pincha en este enlace.