Real Basílica de San Francisco el Grande de Madrid: horarios, precios y recomendaciones de visitas

1

La Real Basílica de San Francisco el Grande es una de las iglesias más bonitas de Madrid, además de una de las más importantes, tanto desde el punto de vista histórico como desde el artístico. Tanto es así que incluso se llegó a considerar la posibilidad de situar aquí el Panteón de Hombres Ilustres de España. Por si fuera poco, el Museo de San Francisco el Grande se podría incluir entre los museos de Madrid más interesantes. Otra de las curiosidades de San Francisco el Grande es que su cúpula está considerada la más grande de España y la cuarta más grande de Europa. Además, esta iglesia de Madrid destaca por la estrecha relación de su decoración con la carrera artística de Francisco de Goya, que incluso se autorretrató en uno de los lienzos que decoran una de las capillas de San Francisco el Grande. La ubicación de San Francisco el Grande también contribuye a que sea una de las mejores iglesias de Madrid para visitar porque desde ella podrás descubrir muchos otros sitios que ver en Madrid. Si te interesa conocer la historia de una de las mejores iglesias de Madrid, merece la pena que lo hagas en una de las visitas guiadas que organizan porque incluye la basílica pero también el museo y otras dependencias y sólo cuesta 3 €. Las visitas turísticas no se permiten durante la celebración de las misas en San Francisco el Grande. ¡Eso sí! Si vas a visitar San Francisco el Grande, no te olvides de llevar unos prismáticos de viaje.

Dónde está San Francisco el Grande

La ubicación de San Francisco el Grande también contribuye a que sea una de las mejores iglesias de Madrid, y una de las más bonitas. Si estás pensando visitarla, aprovecha la ocasión para descubrir también el Madrid de los Austrias y otros rincones más contemporáneos de la capital de España.

Sobria por fuera y sofisticada por dentro, la Real Basílica de San Francisco el Grande de Madrid está muy cerca de La Latina, un barrio que lleva el nombre con el que fue conocida Beatriz Galindo. Pero al visitar San Francisco el Grande también estarás muy cerca del Barrio de los Austrias, del Viaducto y de la Catedral de la Almudena, uno de los lugares de interés que puedes visitar en una ruta a pie de dos días por Madrid. Visitar San Francisco el Grande merece la pena incluso para quien viva enfrente del Parque de la Dalieda que, desde 2007, adorna el solar en el que estuvo el claustro medieval del convento primitivo, balcón de pintorescas vistas desde el que, en días de partido, se puede incluso escuchar temblar al Vicente Calderón.

Inicio

Historia de San Francisco el Grande de Madrid

La larga y variada Historia de San Francisco el Grande es la primera razón por la que se considera una de las iglesias más importantes de Madrid y la principal causa de que su decoración la convierta también en una de las iglesias más bonitas de Madrid. Los cimientos históricos y arquitectónicos de San Francisco el Grande se hunden en la legendaria ermita -mitad convento- fundada en 1217 por San Francisco de Asís. Y como él fundó la Orden Franciscana y ellos fueron quienes se convirtieron en los Custodios de los Santos Lugares en Tierra Santa, la titularidad de la Basílica de San Francisco el Grande es de la Obra Pía de los Santos Lugares de Jerusalén, organismo autónomo dependiente del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación de España.

El edificio de San Francisco el Grande que vemos hoy empezó a materializarse en el siglo XVIII, durante ese amago ilustrado que vivió España y del que han quedado otros lugares de interés de Madrid, como el el Museo del Prado, uno de los museos que ver en el “paseo del arte” de Madrid; o el interior del Real Monasterio de la Encarnación, de Ventura Rodríguez.

Detalle de la decoración de la cúpula de la Basílica de San Francisco el Grande.

En la Real Basílica de San Francisco el Grande de Madrid se ampliaron las dimensiones, se buscaron los materiales más nobles y a los artistas (escultores, pintores, grabadores) con más talento durante casi un siglo, porque en 1879 seguían trabajando en la decoración interior. ¿El resultado? Una avalancha de texturas, colores, apellidos y obras de arte casi casi desde que uno entra por cualquiera de sus siete puertas de acceso, todas de madera de nogal. Una visita guiada por la Basílica de San Francisco el Grande de Madrid es la mejor manera de conocer todos sus tesoros artísticos y comprender la importancia de los autores que los hicieron posible. Además, te servirá para conocer al dedillo una de las iglesias de Madrid más importantes. Uno de los consejos más útiles a la hora de visitar San Francisco el Grande, es que lleves unos pequeños prismáticos de viaje para poder apreciar todos los detalles de la decoración de sus paredes y techos.

Inicio

Curiosidades de San Francisco el Grande

Hay muchas curiosidades de San Francisco el Grande que merece la pena conocer. Quizá una de las más impresionantes sea la de las dimensiones de su cúpula, que convierte a San Francisco el Grande en uno de las basílicas más importantes de Europa.

La cúpula más grande de España

La primera de las curiosidades de San Francisco el Grande se ve desde lejos y contribuye en gran medida a que sea una de las iglesias más bonitas de Madrdid. Me refiero, claro, a la cúpula que cubre la rotonda central de la Basílica de San Francisco el Grande de Madrid, que mide 33 metros de diámetro, que la convierten en la mayor cúpula de España, la cuarta de Europa y, dicen, la tercera más grande de la Cristiandad. La decoración de frescos, pinturas murales y esculturas de los Doce Apóstoles en mármol de Carrara también es una de las curiosidades de San Francisco el Grande, ¡y todo un reto para tus cervicales! Puedes hacerte una mejor idea de por qué la decoración hace de San Francisco el Grande una de las iglesias más bonitas de Madrid con las fotografías incluidas o, mejor aún, en el vídeo con el que comienza el artículo.

Fachada principal de la Real Basílica de San Francisco el Grande.
Fachada principal de la Real Basílica de San Francisco el Grande.
Detalle de las figuras que coronan las columnas de la rotonda central de la Basílica de San Francisco el Grande.
Detalle de las figuras que coronan las columnas de la rotonda central de la Basílica de San Francisco el Grande.
Detalle del fresco que decora el coro de la Real Basílica de San Francisco el Grande de Madrid.

Inicio

Órgano de San Francisco el Grande de Madrid

La sillería situada junto al altar de la Real Basílica de San Francisco el Grande de Madrid. Cada asiento es distinto.
La sillería situada junto al altar de la Real Basílica de San Francisco el Grande de Madrid. Cada asiento es distinto.

Otra de las curiosidades de San Francisco el Grande está en el coro de la Basílica, al que pocas veces se puede acceder, ni siquiera durante una visita guiada. Allí se encuentra un órgano tubular de 1884 todavía en uso. En ese mismo coro estuvo también la sillería gótica de la del Monasterio del Paular, la cartuja de alabastro que se convirtió en Monasterio benedictino, en Rascafría, devuelta a su lugar de origen en 2003.

Inicio

Capillas de San Francisco el Grande

El cuadro en el que Goya se autorretrató y que preside la Capilla de San Bernardino de la Real Basílica de San Francisco el Grande de Madrid.

A los lados de la rotonda central de San Francisco el Grande, seis capillas laterales, eclécticas, como era habitual en el siglo XIX. En la capilla de San Antonio hay un lienzo de un Francisco de Goya sumido entonces, 1781, en varias disputas personales. Este encargo supuso para el pintor de Fuendetodos un soplo de aire fresco y quizá por eso, inspirado, se autorretrató, de amarillo, a los pies de “La predicación de San Bernardino de Siena ante Alfonso V de Aragón”. La Capilla de Santiago o de las Órdenes militares es otra de las curiosidades de San Francisco el Grande. Es poco habitual en otras iglesias de Madrid. La decoración de este espacio está basada en las cruces y en los bustos de los fundadores de las órdenes militares más importantes. El altar lo preside un lienzo con la aparición del Apóstol en la Batalla de Clavijo. La Capilla de Nuestra Señora del Olvido le debe nombre al sorteo con el que, dicen, trataron de bautizar la talla principal, encontrada por casualidad en un agujero del pared del coro.

Inicio

Altar de San Francisco el Grande

Vistas de la rotonda de la Real Basílica de San Francisco el Grande de Madrid desde el coro.
Una de las esculturas de los Apóstoles del altar mayor de la Basílica de San Francisco el Grande de Madrid.

El altar mayor de la Real Basílica de San Francisco el Grande de Madrid es también otra de las curiosidades de esta iglesia de Madrid, por su  derroche de poderío y virtudes, guste más o menos a nivel estético. Al visitar San Francisco el Grande, podrás admirar las figuras, en madera bronceada, de los cuatro Evangelistas y, a su alrededor, los cuadros que relatan la vida de San Francisco de Asís y una sillería renacentista (1526) de Bartolomé Fernández, que antes estuvo en Santa María del Parral, uno de los lugares que no deben faltar en tu agenda de qué ver en Segovia. En ese mismo altar mayor, se concentra otra de las curiosidades de San Francisco el Grande, que tiene que ver con la cantidad de mármol utilizado en su construcción: hasta 35.000 kilos con los que se diseñaron piezas enteras, como las balaustradas de los púlpitos que, por cierto, juegan a la simetría con las pilas bautismales de la entrada de la Basílica de San Francisco el Grande.

Inicio

Museo de San Francisco el Grande

El backstage de la Basílica de San Francisco el Grande de Madrid es su museo, que tiene también un gran valor artístico. Podrás conocerlo durante las visitas guiadas a San Francisco el Grande, que discurren por zonas poco conocidas, como la ante sacristía o la sala capitular, otras curiosidades de San Francisco el Grande. Junto al encanto de los juegos de espejos rococós, o isabelinos, de la ante sacrístia, la monumentalidad de la mesa de madera de palosanto y mármol negro de Brasil o los frescos rosados y los cuadros de Giordano y Alonso Cano de la Sala Capitular.

La colección del Museo de la Real Basílica de San Francisco el Grande es tan interesante y sorprendente como su interior.
La colección del Museo de la Real Basílica de San Francisco el Grande es tan interesante y sorprendente como su interior.

Entre las piezas que se conservan en el Museo de San Francisco el Grande de Madrid destaca una colección de 51 cuadros, a los que no les vendría mal una restauración, entre los que se pueden encontrar obras de Zurbarán, Ribalta y Cano, además del “Cristo crucificado” gracias al cual Francisco de Goya entró en la Academia de Artes de San Fernando.

Tanto valor se llegó a conceder a San Francisco el Grande entre todas las iglesias de Madrid que durante cinco años (1869-1873) fue, incluso, Panteón de Hombres Ilustres o Panteón Nacional. Al final, y después de un larguísimo y costoso, a la par que curioso, proceso de selección de los personajes, la cosa se quedó a medias y nunca alcanzó ni la importancia ni el reconocimiento popular de los lugares (Westminster o Santa Genoveva, en París) a los que pretendía emular. El actual Panteón Nacional de España está en el claustro de la Basílica de Atocha. Una vez más, las presencias y las ausencias dan forma al edificio de la Basílica de San Francisco el Grande de Madrid, que debe estar incluido entre las iglesias más bonitas de Madrid y que, sin duda, merece una parada, un tiempo y un reconocimiento, vengas de fuera o vivas en la ciudad.

Inicio

Cómo llegar a San Francisco el Grande

si quieres visitar San Francisco el Grande, te recomiendo que llegues a pie para poder dar un paseo por sus alrededores, antes o después de entrar. Si prefieres el transporte público para llegar a la Real Basílica de San Francisco el Grande de Madrid, puedes coger el Metro y bajarte en las paradas de La Latina o de Puerta de Toledo, ambas en la Línea 5. Las líneas de autobús que te llevan a la Basílica de San Francisco el Grande son: 3, 17, 18, 23, 31, 25, 26, 41, 50, 60, 65, 148, 749, C1 y C2.

Inicio

 Precios de San Francisco el Grande

Aunque puedes visitar la Basílica de San Francisco el Grande de manera gratuita, merece la pena que realices una de las visitas guiadas al Museo de San Francisco el Grande. Son muy completas y, como verás a continuación, tienen unos precios muy asequibles.

Las visitas guiadas a San Francisco el Grande incluyen la iglesia de la Basílica de San Francisco el Grande pero también otros lugares, como la sacristía o la sala capitular, que hemos mencionado entre las muchas curiosidades de San Francisco el Grande.

Tarifa individual para visitar San Francisco el Grande: 3 euros.

Tarifas especiales para grupos, tercera edad, estudiantes y parados para visitar San Francisco el Grande: 2 euros.

Inicio

Horarios de San Francisco el Grande

Si quieres visitar San Francisco el Grande, ten en cuenta el horario de visitas a San Francisco el Grande y también el horario de misas de San Francisco el Grande.

De martes a viernes: 10:30- 12:30 h. / 16:00 – 18:00 h.

Sábados: de 10:30- 12:30 h. / 16:00 – 18:00 h. Si no se ofician actos religiosos.

Julio y agosto: de martes a domingo: 10:30 – 12:30 h. / 17:00 – 19:00 h.

También puedes consultar los horarios de misas en la Basílica de San Francisco el Grande de Madrid.

Inicio

Consejos para visitar la Real Basílica de San Francisco el Grande de Madrid:

  • Merece la pena realizar una de las visitas guiadas de la Basílica de San Francisco el Grande de Madrid. también se incluye una visita a su Museo.
  • Lleva la cámara fotográfica, sobre todo si tiene un buen ‘zoom’, la única manera de conseguir detalles de la decoración, sobre todo de las cúpulas, aunque la iluminación del interior es bastante tenue. Prueba a llevar también unos pequeños prismáticos, que te ayudarán a valorar mejor los detalles de la decoración de la cúpula central.
  • La mejor fotografía de la fachada de la Basílica de San Francisco el Grande se puede obtener subiendo un poco a pie por la Carrera de San Francisco.
  • No te pierdas el ambiente de la Plaza de la Puerta de Moros cualquier día de la semana.
  • El Jardín del Príncipe de Anglona, junto a la Plaza de la Paja, uno de los pocos, por decir el único, jardines neoclásicos que quedan en el centro de Madrid, lugar ideal para saber por qué La Latina fue una gafapasta de su época.
  • También merece la pena que conozcas las vistas de la Catedral de la Almudena desde la Plaza de Gabriel Miró y el monumento a las chulapas.

Inicio


Viajesdeprimera.com se financia de muchas maneras para que podamos seguir desarrollando nuestra actividad periodística. Si pinchas en los enlaces de este artículo para reservar noches de hotel o comprar productos, nos ayudas a seguir trabajando y no te saldrán más caros. La selección de alojamientos y productos la hacemos de forma independiente y siempre pensando en que tengas una experiencia de calidad. Si quieres saber más, pincha en este enlace.