Tratado de Tordesillas, países, reparto, paralelos

0

El Tratado de Tordesillas fue un acuerdo que alcanzaron los reyes de Portugal y Castilla –Pedro II e Isabel I respectivamente- para repartir los territorios terrestres y marítimos que quedaban por descubrir en 1494, una vez que el primer viaje de Colón había mostrado que existía tierra más allá del Océano Atlántico y que el Papa Alejandro VI había dictado las “bulas alejandrinas”. Su participación en las negociaciones del reparto atlántico hace que la línea a partir de la cual se realizó la división se conozca como “Línea alejandrina”. El precedente más inmediato del Tratado de Tordesillas era el Tratado de Alcaçovas (1479), que puso fin a la guerra de sucesión en Castilla he hizo una primera aclaración del reparto de las islas frente a la costa atlántica de África y los derechos de conquista sobre Fez. Las consecuencias del Tratado de Tordesillas son muy importantes porque determinaron la Historia de América y de la política internacional mundial, ya que está considerado el primer acuerdo de partición oceánica que establece la primera frontera marítima y terrestre. Entre 1492 y 1500 se suceden tantos descubrimientos, acuerdos y conquistas que hay quien habla de “la década de oro del siglo XV”.

Resumen del Tratado de Tordesillas

Tratado de Alcaçovas, precedente del Tratado de Tordesillas

El siglo XV fue muy movido para las coronas de Portugal, Castilla y Aragón. En 1479 firmaron el Tratado de Alcaçovas que puso fin a la guerra de sucesión en Castilla entre Isabel –que llevaba casada con Fernando de Aragón desde 1469- y Juana, “la Beltraneja”. El mismo tratado abordó los derechos de navegación y conquista del Océano Atlántico y del Norte de África. Según el Tratado de Alcaçovas, Castilla y Aragón se quedaban con las Islas Canarias y Portugal con Madeira, Porto Santo, las Azores, Cabo Verde, los derechos de conquista sobre Fez y los de navegación al Sur del paralelo de las Canarias.

Inicio

Primer viaje de Cristóbal Colón

El primer viaje de Cristóbal Colón en 1492 (que hoy conocemos como el descubrimiento de América de Cristóbal Colón) hizo saltar por los aires los acuerdos alcanzados en el Tratado de Alcaçovas porque reavivó el apetito conquistador de la Corona de Portugal y de la Corona de Castilla: ¿para quién podrían ser las nuevas tierras que el viaje colombino había avistado? Los Reyes Católicos querían que Portugal se quedara con África y que ellos pudieran controlar los nuevos territorios.

Inicio

Bulas de Alejandro VI

En 1493 Colón inició su segundo viaje oceánico y los dispositivos diplomáticos se pusieron en marcha. El as en la manga de Isabel de Castilla y Fernando de Aragón era el Papa español Alejandro VI que, entre mayo septiembre de ese año de 1493, emitió tres bulas a su favor. En el libro “La España de los Reyes Católicos”, Miguel Ángel Ladero Quesada, uno de los mayores especialistas del mundo en la Corona de Castilla durante el Medievo, explica que las bulas alejandrinas “establecían el derecho exclusivo de los castellanos a navegar y conquistar el Oeste de un meridiano situado a 100 leguas (unos 550 kilómetros) al Oeste de las Islas Azores”. Los portugueses no estaban de acuerdo y se agarraban a los derechos que les habían concedido los Papas anteriores y el Tratado de Alcaçovas. Al final Juan II de Portugal consiguió desplazar la línea divisoria un poco más hacia el Oeste, quizá porque, como apunta Ladero Quesada, “alguna navegación portuguesa hubiera alcanzado las costas de lo que en el futuro sería Brasil y que Juan II actuara con conocimiento de causa”.  

Inicio

El Tratado de Tordesillas

En vista de que Alcaçovas había quedado superado por las consecuencias imprevistas del primer viaje de Colón y que éste se había aventurado a un segundo, los reyes ibéricos buscaron un nuevo acuerdo, puesto todos estaban interesados en estrechar los lazos y no en cortarlos. De hecho, la política de los Reyes Católicos con Portugal fue de acercamiento, incluso mediante acuerdos matrimoniales que fracasaron por motivos ajenos a su voluntad. El documento original del Tratado de Tordesillas se conserva en el Archivo General de Indias, en Sevilla.

Inicio

Casas del Tratado de Tordesillas

Tras muchas negociaciones, los representantes de los reyes de Portugal y, Castilla alcanzaron un acuerdo en la Villa de Tordesillas, elegida por ser un punto intermedio para las Cortes implicadas. Además, los Reyes de Castilla y Aragón paraban bastante en Tordesillas; su escudo todavía decora la fachada de una de las llamadas Casas del Tratado, donde se ubicaba el palacio en el que se acordó el Tratado de Tordesillas. Hoy, ese edificio –renovado en 1994- alberga el Museo del Tratado de Tordesillas. En el edificio de al lado hay exposiciones culturales fijas e itinerantes a las que merece la pena echar un vistazo al visitar Tordesillas. Las Casas del Tratado son Bien de Interés Cultural.

Inicio

Qué se establece en el Tratado de Tordesillas

El Tratado de Tordesillas establece el reparto de las zonas marítimas y terrestres que fueran descubiertas a partir de una línea que discurriría de Polo a Polo a 370 leguas al Oeste de Cabo Verde: el hemisferio oriental sería para Portugal y el occidental, para Castilla. El Tratado de Tordesillas es muy importante porque establece por primera vez un acuerdo de partición oceánica y porque marca la primera frontera por mar y tierra de forma pacífica entre dos estados soberanos.

Inicio

Paralelo del Tratado de Tordesillas

El Paralelo del Tratado de Tordesillas también se llama Línea alejandrina porque su establecimiento fue acordado con el Papa Alejandro VI tras mostrar éste su apoyo explícito a la causa castellana mediante las bulas alejandrinas. Recordemos que Juan II consiguió “mover” más hacia el Oeste la línea divisoria, quizá consciente de que existía un territorio que podría interesarle (Brasil).

Inicio

Países firmantes del Tratado de Tordesillas

Más que de países firmantes del Tratado de Tordesillas, deberíamos hablar de Reinos. La idea de país surge mucho después. Por lo tanto, se puede decir que los reinos firmantes el Tratado de Tordesillas fueron el de Portugal, cuyo rey en aquel momento era Juan II, y el de Castilla, donde era reina Isabel I.

Inicio

Tratado de Tordesillas, Memoria del mundo

Es tal la importancia del Tratado de Tordesillas para el mundo entero que en 2007 fue inscrito en el Registro de la Memoria del Mundo de la UNESCO tras una petición conjunta de España y Portugal.

Inicio

Dónde está Tordesillas

Inicio

Viajesdeprimera.com se financia de muchas maneras para que podamos seguir desarrollando nuestra actividad periodística. Si pinchas en los enlaces de este artículo para reservar noches de hotel o comprar productos, nos ayudas a seguir trabajando y no te saldrán más caros. La selección de alojamientos y productos la hacemos de forma independiente y siempre pensando en que tengas una experiencia de calidad. Si quieres saber más, pincha en este enlace.