Parador de Carmona, corazón partío

0

El Parador de Carmona es uno de los mejores Paradores de Turismo de España. Situado en el Alcázar de Carmona, ofrece unas vistas inolvidables de la campiña sevillana pero también es el mejor punto de partida para descubrir qué ver en Carmona, especialmente si estás interesado en conocer la que para muchos es la mejor Semana Santa de Andalucía. Además, la historia del Parador de Carmona está marcada por una de las grandes historias de amor de los reyes castellanos, la de Pedro I, el Cruel, y María de Padilla.

toc]

Historia del Parador de Carmona

Quizá Pedro I de Castilla no fue tan Cruel como dice su apodo. Cierta sensibilidad hubo de tener. Si no, no se explica que hiciera del Alcázar de Carmona uno de sus nidos de amor con María de Padilla, a quien quiso por encima de los intereses de estado y de las bodas programadas en función de ellos. Cuentan las crónicas que el actual Parador de Carmona fue “morada del amor y los placeres del Rey Don Pedro I, por cuyas puertas entraban y salían las brillantes cabalgatas que daban escolta a María de Padilla”.

Aunque no gozara de las instalaciones del actual Parador de Carmona (4*) -situado en ese Alcázar de Arriba junto a la Puerta de Marchena- las vistas y la sensación de ingravidez, como de vuelo de ave, sobre la campiña sevillana, poco han debido variar desde el siglo XIV. En el XXI a uno le entran ganas de no salir de su habitación o, mejor dicho, de no salir de la terraza de su habitación, encaradas casi todas hacia el poniente andaluz, con su paleta de rojos, amarillos y naranjas lista para conmover hasta las lágrimas a quien a ella se asoma.

La vista contraria, de abajo hacia arriba, provoca la misma conmoción. Porque ver la peña sobre la que se enrisca el Parador de Carmona desde su azulísima piscina no puede dejar indiferente a nadie. Qué privilegio disfrutar de algo así en un rincón por el que han pasado fenicios y cartagineses -que hicieron del actual Parador de Carmona su acrópolis- , romanos, visigodos, árabes y cristianos, entre los que también estuvieron -viajeros impenitentes durante todo su reinado, como los Reyes Católicos, a quienes ni siquiera arredraron las leyendas sobre maldiciones y conjuros que sobrevolaron Carmona a raíz del terremoto del año 1504.^El patio interior del Parador de Carmona, con su fuente viva y el zureo de las palomas, recuerda el periodo musulmán, el de mayor esplendor del alcázar, que comenzó cuando Muza tomó la plaza mediante engaños, siguiendo el ejemplo del caballo de Troya, pues la orografía y la muralla hacen de Carmona, aún hoy, una plaza inexpugnable.

Inicio

Restaurante del Parador de Carmona

El restaurante del Parador de Carmona también se asoma al Oeste, sobre granjas y campos, y ofrece, además, un buen desayuno buffet (con productos locales como los higos chumbos) y una carta sabrosa, equilibrada y llena de guiños al recetario tradicional. Aunque hay otros restaurantes en Carmona en los que merece la pena recalar durante una escapada de fin de semana, el restaurante del Parador de Carmona también merece una oportunidad.

Inicio

Parador de Carmona hoy

Dormir en el Parador de Carmona es una experiencia que merece la pena vivir al menos una vez en la vida. Pero quien tome la decisión se enfrentará al dilema de encerrarse dentro para siempre o recorrer las calles, los conventos, las iglesias y el resto del patrimonio cultural de la zona, en el que destaca, a tiro de piedra, Itálica, la primera ciudad romana fuera de Italia y punto final de la Vía de la Plata, ese camino de ida y vuelta que vertebra España hasta León, parada fundamental en el Camino de Santiago, espinazo de Europa, y donde extraían el oro en minas a cielo abierto como la de Las Médulas, hoy considerada Patrimonio de la Humanidad.

El Parador de Carmona es la base de operaciones perfecta desde la que disfrutar de una de las mejores rutas para conocer España en pareja, además de todo aquello que ver en Carmona.

Inicio

Qué ver en Carmona

Iglesia de Santa María e Iglesia de Santiago: que recuerdan el pasado musulmán de la localidad con su patio de abluciones y sus cimientos asentados sobre una antigua mezquita, respectivamente.

Iglesia de San Pedro, del siglo XV, aunque reformada en el XVIII.

Convento de la Purísima Concepción, fundado por Isabel la Católica.

Necrópolis romana de Carmona, con sus 800 tumbas.

Casa de los Rueda y Palacio de los Briones

Alcázar de la Puerta de Sevilla.

Destilería Los hermanos: hace unos años este sitio que ver en Carmona era famoso por elaborar el primer pacharán andaluz pero ahora le debe su nombre a la ginebra Puerto de Indias. Organizan catas de sus productos.

Inicio

Semana Santa de Carmona

Una de las cosas que hacer en Carmona es conocer su Semana Santa, para muchos, como decíamos al principio, la mejor Semana Santa de Andalucía. El día grande de la Semana Satna de Carmona es el Jueves Santo, que brilla más que el sol.

La importancia y singularidad de la Semana Santa de Carmona hace que la localidad sevillana forme parte de la ruta Caminos de Pasión junto a otras localidades de Andalucía que tienen una Semana Santa pintoresca por su patrimonio cultural, gastronómico y artesano, como se cuenta en este reportaje Ocho pasiones, un camino.

Inicio

Restaurantes en Carmona

Aunque el restaurante del Parador de Carmona merece mucho la pena, también recomendamos tapear en el Bar Mingalario (C/El Salvador, 1), donde es imprescindible probar las espinacas con garbanzos, muy típicas de Carmona, y las albóndigas de chocos y gambas, y en La Atalaya, más moderno pero con una carta de tapas de buen tamaño y más calidad.

Dónde está Carmona

Inicio

Viajesdeprimera.com se financia de muchas maneras para que podamos seguir desarrollando nuestra actividad periodística. Si pinchas en los enlaces de este artículo para reservar noches de hotel o comprar productos, nos ayudas a seguir trabajando y no te saldrán más caros. La selección de alojamientos y productos la hacemos de forma independiente y siempre pensando en que tengas una experiencia de calidad. Si quieres saber más, pincha en este enlace.