¿Es seguro viajar a Madagascar?

1

Madagascar es un destino seguro siempre que se tengan en cuenta una serie de sencillas recomendaciones prácticas. 

Con unas medidas sanitarias mínimas no hay quE preocuparse al viajar a Madagascar, la cuarta isla más grande del mundo.

Al no existir ninguna relación cultural o histórica entre ambos países –Madagascar fue colonia francesa- la Isla Roja -como la llamó Marco Polo- no ha sido un destino prioritario entre los viajeros españoles hasta hace relativamente poco tiempo. El país tampoco cuenta con un buen desarrollo de infraestructuras -de ahí lo complicado de viajar a Madagascar en solitario- ni una planta hotelera comparable a la de otros destinos del Índico, como Isla Mauricio o las Islas Maldivas.

A cambio, Madagascar, que todavía está desarrollando su industria turística, ofrece algunos de los ecosistemas más singulares del planeta, con multitud de especies endémicas, tanto animales como vegetales. Hay muchos viajeros que llegan allí en busca de sol y playa pero, sin desmerecer a rincones como Nosy Be, lo verdaderamente interesante y único de este país es el interior, con sus avenidas de baobabs, sus reservas naturales y los santuarios mortuorios de muchas de sus tribus, que aún practican tradiciones procedentes de Malasia, como las hecatombes o la recuperación anual de los cadáveres momificados.

A muchos viajeros les preocupa saber si es seguro viajar a Madagascar, tanto en materia de integridad física como de condiciones higiénicas. En general cabe decir que Madagascar sí es un destino seguro en ambos sentidos siempre que se tengan en cuenta una serie de hábitos, bastante comunes en casi cualquier destino del mundo.

  • Integridad física en Madagascar:

Los hurtos y los robos están a la orden del día, sobre todo en las ciudades y más especialmente en la capital, Antananarivo. Por eso, hay que evitar llevar objetos de valor, desde joyas hasta el equipo fotográfico o de grabación. Los relojes caros también son prescindibles, así como cualquier otro signo de ostentación o cualquier gesto que llame demasiado la atención.

El transporte público es una alternativa para moverse en Madagascar aunque el sistema no tiene la fiabilidad o comodidad que en Europa

Hay que evitar caminar de noche por las ciudades, sobre todo en solitario. Conducir por Madagascar tampoco es tarea sencilla. Si tienes pensado hacerlo, nunca de noche.

Hay que tener mucho cuidado en las aglomeraciones callejeras y en los mercados. Los más populares no tienen nada que ver con los europeos, así que no te confíes.

  • Medidas higiénicas en Madagascar:


Para que Madagascar sea un destino seguro para nuestra salud hay que evitar beber agua no embotellada y asegurarse de que la que compramos como tal no procede de una botella que hayan rellenado. Tampoco se pueden comer alimentos crudos ni golosinas que se puedan comprar en las calles. La dieta malgache se basa fundamentalmente en el arroz que, al estar hervido, siempre resulta un alimento seguro. Ojo a la higiene de los platos, cubiertos y vasos porque puede no ser la mejor. Nosotros recomendamos llevar siempre jabón desinfectante que no requiera agua para recurrir a él siempre que sea necesario.

Para entrar en Madagascar se exige la vacuna de la fiebre amarilla si se procede de zonas de riesgo. Son recomendables las vacunas del tétanos y de la Hepatitis A y la Hepatitis B. Para zonas rurales, las autoridades también sugieren vacunarse contra la rabia y las fiebres tifoideas. Para saber a ciencia cierta si estas vacunas son estrictamente necesarias, lo conveniente es contrastar las características del viaje con las autoridades sanitarias de tu país de residencia porque puede que no tengas previsto visitar zonas rurales, quedarte en ellas demasiado tiempo o realizar actividades que supongan contactos de riesgo.

  • Malaria en Madagascar

En Madagascar sí existe riesgo de malaria y de otras enfermedades transmitidas por mosquitos en toda la isla, como dengue o chikungunya. La profilaxis contra todas ellas pasa por meter en la maleta sprays o pastillas que despiden sustancias que repelen los mosquitos; llevar manga larga y perneras en los pantalones, sobre todo al atardecer o de noche. También puedes llevar contigo unos repelentes de insectos que, como el incienso, se encienden y se consumen emitiendo un humo repelente, aunque los mosquitos de Madagascar poco o nada tienen que ver con los europeos. Alejarse de las zonas de aguas estancadas o viajar durante la temporada seca son otros dos buenos consejos para eludir los riesgos. Casi todos los lugares para dormir en Madagascar, incluso los más modestos, tienen mosquiteras para las camas pero si tienes previsto hacer camping o no lo tienes claro, lleva la tuya.

  • Farmacias en Madagascar

Si al viajar a Madagascar necesitas algún medicamento especial o difícil de encontrar, mete las dosis que vayas a necesitar en la maleta porque aunque en Madagascar hay farmacias puede que resulte algo complicado conseguir aquello que necesites.

Información práctica para viajar a Madagascar:

  • Los españoles que quieran viajar a Madagascar necesitan visado, que pueden solicitar en el Consulado malgache en Barcelona o gestionar a través de la agencia de viajes con la que preparen el itinerario por Madagascar. El visado para entrar en Madagascar también se puede obtener en el aeropuerto de Antananarivo.
  • La moneda oficial de Madagascar es el Ariary pero también se admiten euros y dólares.
  • El idioma oficial de Madagascar es el malgache. En las ciudades y en las principales zonas turísticas es fácil entenderse en francés. Si tienes pensado contratar el viaje, pregunta si disponen de guías que hablen español porque es posible que así sea.
  • Viajar a Madagascar por tu cuenta no es tarea demasiado fácil. Si no quieres contratar un tour completo por Madagascar, deberías valorar la posibilidad de organizar, al menos, algunos de los tramos de tu viaje por Madagascar.
  • Puedes combinar tu viaje a Madagascar con una parada, antes o después, en algún destino cercano, como Kenia o Isla Mauricio.

Si vas a pasar un tiempo en zonas rurales de Madagascar, las autoridades recomiendan la vacuna contra las fiebres tifoideas y la hepatitis

Recomendaciones para viajar a Madagascar.

  • La maleta para viajar a Madagascar debe incluir ropa cómoda y transpirable. Mejor camisetas con mangas y camisas de manga larga y pantalones largo. No es necesario que metas nada formal porque los hoteles no exigen código de vestimenta.
  • Si tienes pensado pasar unos días en las playas de Madagascar, mete bañador y chanclas, aunque es conveniente que te informes con antelación porque muchas no responden a la idea que de ellas tenemos en Europa.
  • El clima de Madagascar cambia bastante del centro a la costa, así que cuando prepares tu maleta para viajar a Madagascar, no olvides meter un jersey y un chubasquero en la maleta.
  • El calzado para viajar a Madagascar, mejor si es cerrado, sobre todo si tienes pensado visitar los parques naturales de Madagascar. En ocasiones, el mejor momento para ver camaleones y otros animales es la noche, por lo que siempre irás más seguro si sabes que nada va a meterse entre los dedos de tus pies. Por eso, mejor también con calcetines.
  • Como un viaje a Madagascar supone el contacto directo con la Naturaleza y los cambios de tiempo y las variaciones climáticas son muy habituales en la isla, al viajar a Madagascar, no te olvides de las gafas de sol y una gorra o sombrero, sobre todo si eres propenso a las insolaciones.
  • Una mochila pequeña es mejor que un bolso para llevar a mano las cosas más importantes durante tu viaje a Madagascar, sobre todo si tienes previsto realizar rutas por los parques nacionales de Madagascar.
  • La crema protectora para el sol también es muy importante en tu viaje a Madagascar.
  • Al escoger la mejor maleta para viajar a Madagascar, te recomiendo que optes por una blanda o tipo mochila, más cómodas de mover en un viaje en el que seguro que estás cambiando de lugar a diario.
  • Contrata un seguro de viaje a Madagascar que cubra las posibles incidencias.

Masonjoany, el protector solar natural de Madagascar

El masonjoany es una pasta hecha de manera artesanal en Madagascar para protegerse del sol, usada, sobre todo, por las mujeres del Norte y del Oeste de la isla

El masonjoany es una pasta hecha de manera artesanal en Madagascar para protegerse del sol, usada, sobre todo, por las mujeres del Norte y del Oeste de la isla

A propósito de la crema protectora para el sol, es interesante que conozcas una de las tradiciones de Madagascar más arraigadas, que seguramente habrás visto en fotografías y carteles publicitarios sobre el destino. Se trata del masonjoany, una especie de pasta, entre blanca y amarillenta, que se obtiene de las raíces de una planta y que los malgaches, sobre todo las mujeres del Norte y el Oeste de Madagascar, han utilizado desde tiempos ancestrales para cubrirse las mejillas y la frente y evitar quemarse con el sol. En ocasiones, los más creativos hacen dibujos con ella, lo que confiere al resultado un aspecto mágico y casi artístico.

La pasta del masonjoanay se muele con agua hasta obtener la consistencia adecuada para untarse en el rostro y que se seque, lo cual sucede muy rápidamente. En las cercanas Islas Comoras recurren a un protector solar parecido, hecho a base de sándalo molido.


Ver mapa más grande

 

Viajesdeprimera.com se financia de muchas maneras para que podamos seguir desarrollando nuestra actividad periodística. Si pinchas en los enlaces de este artículo para reservar noches de hotel o comprar productos, nos ayudas a seguir trabajando y no te saldrán más caros. La selección de alojamientos y productos la hacemos de forma independiente y siempre pensando en que tengas una experiencia de calidad. Si quieres saber más, pincha en este enlace.