El significado del Inti Raymi, un homenaje al Dios Sol.

0

Inca Pachacútec comenzó el Inti Raymi en honor al Dios Sol inca, al que consideraban su padre. 

Actualmente, se rinde homenaje al Dios Sol inca en el Coricancha de Cuzco, la Plaza de Armas y la Fortaleza de Sacsayhuamán.




El Inti Raymi es una fiesta en honor al Dios Sol inca que se celebra en la antigua capital del imperio incaico y puede ser considerada una de las seis curiosidades de Cuzco. Actualmente el Inti Raymi se celebra el 24 de junio pero antiguamente hacían que coincidiera con el solsticio de invierno, que es cuando comienza el invierno. Hace seis siglos, el Inca Pachacútec, a quien muchas personas atribuyen la construcción de Machu Picchu, comenzó la fiesta del Inti Raymi en honor al Dios Sol inca.

¿Por qué el sol es el Dios inca?Festival del Inti Raymi. Heinz Plenge Pardo

El Inti Raymi es la mayor ceremonia inca en honor a su Dios Sol, su mayor deidad porque todo dependía de su energía: las cosechas, de cuyos resultados dependía el orden social, el poder de la nobleza, etc… En nombre del Dios Sol se hacían ritos, sacrificios y ofrendas por varios motivos, entre los que destacan tres razones fundamentales.

La primera de las razones del Inti Raymi es que los incas y su nobleza se consideraban hijos del Sol y había que agradecerle por ello su existencia. Las dos siguientes se vinculaban a las cosechas. Si el año agrícola había sido productivo, había que agradecérselo al Dios Sol y, además, había que pedir también por el año agrícola que estaba por venir.

El Inti Raymi era una especie de fiesta de fin de año que tenían los incas. Actualmente esta fiesta se celebra, fundamentalmente, en la Fortaleza de Sacsayhuamán aunque en realidad tiene tres escenarios: empieza en el Templo de Coricancha, que fue precisamente construido en honor el dios sol y es donde el Inca invita a todo el pueblo a celebrar la fiesta. Pasan por la Plaza de Armas de Cuzco y termina en  Sacsayhuamán, donde actualmente se realiza un gran despliegue de personas, representando a los distintos personajes, al Inca, las Acllas o Vírgenes del Sol, los sacerdotes, los guerreros…

Según Garcilaso de la Vega, a la fiesta del Inti Raymi concurrían “los curacas, señores de vasallos, de todo el imperio (…) con sus mayores galas y invenciones que podía haber”. Los tres días anteriores al Inti Raymi, “no comían si no un poco de maíz blanco y crudo y unas yerbas que llaman chúcam y agua simple. En todo este tiempo no encendían fuego en toda la ciudad y se abstenían de dormir con sus mujeres”. Para la ceremonia, las Vírgenes del Sol preparaban unos panecillos de maíz. Después adoraban al Dios Sol inca en el Coricancha y sacrificaban animales en la Plaza de Cusco, repartiendo la carne entre la gente.

A día de hoy, además de mantener la celebración del Inti Raymi, el sol sigue siendo un símbolo importante en Perú. Figura, por ejemplo, en las monedas de curso oficial que se llaman, precisamente, ‘soles‘. Y hablando de monedas, vale la peña mencionar un libro sobre Machu Picchu, El tesoro de la ciudad perdida de Machu Picchu, de Jesús Nieva.




Los lugares del Inti Raymi en Cuzco

El Coricancha sigue siendo el epicentro de la ceremonia del Inti Raymi, en honor al Dios Sol inca

El Coricancha sigue siendo el epicentro de la ceremonia del Inti Raymi, en honor al Dios Sol inca

El Coricancha es un templo que Pachacútec construyó en honor al Dios Sol inca, así que las paredes estaban cubiertas de oro, lo que hacía que hubiera un gran reflejo para simular que era el templo del sol. Cuando los españoles llegan a Perú construyen un convento católico encima de la fortaleza. Hoy en día se ve un bonito contraste porque la base es una construcción totalmente inca y en lo alto, un templo católico.

Los españoles vieron el oro desde un punto de vista totalmente económico. Los incas le tenían un especial aprecio por su relación con el Dios Sol, el Padre de los incas y de la nobleza, así que lo veneraban por esa vinculación.

La Plaza de Armas es la actual Plaza Mayor, donde está la Catedral, la Municipalidad. Es una construcción española, con paredes incaicas.

La fortaleza de Sacsayhuamán está en la parte alta de Cusco y muchos creen que es la construcción más imponente de los incas por el trabajo en la piedra, que se ve en pocos lugares. Las piedras las llevaron de canteras, en la parte baja de los valles, lo cual debió suponer un despliegue inmenso de obreros y de tecnología para poder llevarlas hasta allí. El que estén pegadas unas a otras, sin argamasa y sin que entre ellas quepa ni siquiera un papel es una obra de ingeniería que muchos, todavía hoy, envidiarían.

La Fortaleza de Sacsayhuamán comenzó a construirse  con Pachacútec en el siglo XV y fue terminada por Huayan Cápac en el siglo XVI. Se comunica en línea recta con otros templos importantes de la cultura inca: el Coricancha, el Marcahuari, el Templo Huiracocha, el Palacio de Huáscar o el Templo de Manco Cápac.

La calidad del acabado de la construcción inca es impresionante; cómo hacían que las piedras encajaran entre sí sin ningún tipo de pegamento. En la Plaza de Armas del Cuzco está la famosa Piedra de los Doce Ángulos, que son los que tiene, y que hicieron que encajara con otras de una manera perfecta.

La fortaleza de Sacsayhuamán es uno de los escenarios del Inti Raymi, la celebración en honor al Dios Sol inca

Sacsayhuamán sorprende por sus muros megalíticos; ¿cómo transportaron piedras tan grandes y las encajaron con tanta exactitud? Quedan vestigios de las 3 murallas escalonadas edificadas pero tuvo una superficie de 3.093 hectáreas.

 

Cuzco, corazón del Dios sol inca y del Inti Raymi

La antigua ciudad del Cuzco, la que construyeron los incas, tenía forma de puma que era uno de los animales que consideraban sagrados. La fortaleza de Sacsayhuamán sería la cabeza, vista desde el aire y la ciudad sería el cuerpo. Se puede ver pero hay que imaginarla porque la ciudad creció micho desde el principio y es mucho más grande de lo que era. Pero hay gráficos y mapas de cómo era y efectivamente tiene la forma del puma.

El oro fue visto sólo desde el punto de vista crematístico por los españoles pero para los incas tenía un valor sagradoCuzco vive el Inti Raymi con mucho fervor porque todavía se vive mucho de la agricultura así que hay una relación muy estrecha con las estaciones y lo astros. Para ellos esta fecha marca un momento importante en el que empieza la temporada invierno, las condiciones climáticas cambian y es una especie de año nuevo para la agricultura. Con esta celebración, el pueblo de Cusco asiste al Inti Raymi. A las dos primeras etapas, en el Coricancha y la Plaza de Armas, el acceso es totalmente gratuito y por eso hay una presencia enorme de gente. En la ceremonia principal, en la Fortaleza de Sacsayhuamán, el acceso es para los turistas y los pobladores pero tiene un precio, aunque diferente para unos y otros.

Actualmente, el Inti Raymi se hace en idioma quechua pero hay traducciones porque el precio incluye butaca para ver el espectáculo, radios en dos idiomas con traducción simultánea, información turística, servicios… Las personas que hacen las representaciones van vestidas como lo hacían antiguamente en el imperio. Hay un Inca, que es quien lleva la ceremonia. Y un despliegue enorme de personas, desde las mujeres del Inca, los sacerdotes y guerreros, la población en general. El Inti Raymi es bastante impresionante.

Definitivamente, la ciudad del Cuzco fue la capital del imperio incaico y la capital arqueológica  de América. Las personas que quieren ver la cultura inca, tienen que venir a Cuzco y Machu Picchu. Quien prefiera la aventura puede llegar allí haciendo el Camino Inca o las diferente rutas de senderismo que unen toda la red de caminos incas. Cuando uno llega al Cuzco siente ese misticismo y esa cosa diferente que hay por el tema de que todavía hay vestigios de la cultura inca: muros enteros en las calles… Es una ciudad que tiene algo especial, que pocos lugares en el mundo tienen. Machu Picchu también tiene una energía muy especial y es bastante imponente: una ciudadela construida y conservada en muy buen estado desde hace, más o menos, seis siglos. Todos estos lugares hacen de Perú un repocker de ases por ser lugares de interés que ver en un viaje de 10 días.

 

Viajesdeprimera.com se financia de muchas maneras para que podamos seguir desarrollando nuestra actividad periodística. Si pinchas en los enlaces de este artículo para reservar noches de hotel o comprar productos, nos ayudas a seguir trabajando y no te saldrán más caros. La selección de alojamientos y productos la hacemos de forma independiente y siempre pensando en que tengas una experiencia de calidad. Si quieres saber más, pincha en este enlace.